viernes, 28 de diciembre de 2007

Cuento de invierno

Soñaba con poder echarle el guante a montañas de colillas y litros de cerveza, su único alimento. Tanto en verano como en invierno se cubría con una sola camisa. Su casa era el parque, su trabajo dejar pasar el tiempo de terraza en terraza pidiendo, casi exigiendo, una moneda más. Pero con los años el frío se le hacía ya duro de soportar.

Aquella noche invernal, como tantas, se coló en el aparcamiento subterráneo del supermercado, allí se estaba mejor y la clientela era abundante. Su especialidad consistía en acercarse a mujeres mayores solas y pedirles, casi exigirles, que le dejaran devolver el carro de la compra a su sitio para recuperar la moneda aprisionada en su mecanismo. A la hora del cierre se escondió, como de costumbre, detrás de los carritos. Allí no hacía calor pero tampoco tanto frío como en la calle. Pasadas unas horas se arrebujó como pudo en un rincón.

Le quedaban dos colillas y encendió una. Al breve calor de su lumbre imaginó que era una tarde soleada de mediodía y que encontraba montones de cajetillas de tabaco tiradas por todos lados. El sueño terminó cuando la colilla se apagó. Encendió la segunda y soñó que hallaba bajo un contenedor varias botellas de cerveza enteritas, sin abrir. Al apagarse la colilla se esfumaron sus esperanzas.

Lo encontraron en su rincón al día siguiente, un 22 de diciembre, tenía en el rostro una extraña sonrisa. Todos lo miraban sin saber qué hacer. De pronto se levantó de un salto arrancándose el auricular de un pequeño transistor que portaba. "¡Llevo el Gordo, mamones!", dijo.
______________________________

Podéis leerlo también siguiendo el enlace siguiente:
Cuento de invierno ( Diario Córdoba - 28/12/2007 )

domingo, 23 de diciembre de 2007

Permitidme tutearos, imbéciles (el último de Pérez-Reverte)

El último de Pérez-Reverte. De-mo-ledor.

Permitidme tutearos, imbéciles

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

sábado, 22 de diciembre de 2007

Democracia

La mayoría... sois vosotros

sábado, 1 de diciembre de 2007

Gigante y Suneo agreden a Nobita y lo cuelgan en YouTube

No sé de qué se extrañan ustedes. Lo de hacerle una gamberrada a una víctima propiciatoria y grabarla con la intención de colgarla en la red no es nada nuevo.
A mí siempre me han gustado los típicos programas de cámara oculta ¿no es eso algo parecido?. Claro, que en ellos prima la imaginación y el buen sentido del humor, mientras que ahora ciertas nuevas camadas han desvirtuado el asunto con violencia estúpida que mostrar en el YouTube. Como si no hubiera ya bastante en la tele.
La última gamberrada grabada me la encuentro de bruces viendo con mi niña los dibujos de Doraemon. El perverso Gigante con su mamporrero cobardica Suneo se ensañan con el pobre y bobalicón Nobita.


Me extraña que estos japoneses no hagan uso del teléfono móvil y sí en cambio de una obsoleta handycam de aquellas que si mirabas por el visor la imagen era en blanco y negro (más bien grisácea).

Otra prueba más de que los productos hechos para el público infantil están llenos de perversión y malos ejemplos. Desde los terroríficos cuentos de los Hermanos Grimm, Perrault y Andersen, con sus brujas, madrastras, ogros, dragones y princesas muertas y enterradas en urnas de cristal como santas en conserva que luego resucitan con un beso (¿habrá mayor necrofilia?), hasta los dibujos animados de ahora. Los autores de productos infantiles siguen en la misma onda.

Claro, que hemos sobrevivido.

martes, 27 de noviembre de 2007

Fernando Fernán-Gómez

Yo tenía un abuelo que se parecía a Fernando Fernán-Gómez.
Barbas blancas, nariz rotunda y profundos surcos faciales como glaciares argentinos tras el cambio climático hay en el álbum de fotos.
Esa es y será la cuestión, que FF-G era y es un referente familiar demasiado necesario para cuantos necesitamos apoyaturas como piedras miliarias en las que reconocernos a lo largo del trayecto incierto y contradictorio de nuestras vidas.
No otra cosa es este valle de lágrimas, un lugar donde mirar y ser mirado, un prostíbulo oscuro donde se atisba de manera furtiva al encuentro de un referente igualmente furtivo que conecte con nuestros ojos como hacen las hormigas con sus antenas en caminos polvorientos.
Fernando Fernán-Gómez era uno de esos puntos de referencia en el que encontrarnos a nosotros mismos, pero no ha sido, por desgracia, el único en dejarnos casi huérfanos en estos meses. Antes nos dio un corte de mangas Francisco Umbral y hace nada nos hizo la peseta el insustituible Norman Mailer.
Referentes, piedras de toque, hitos miliarios que nos van encaminando a acabarnos y a consumirnos, como los ríos de Jorge Manrique.
Y también se fue Dalí, y Humphrey Bogart con todos aquellos perdedores que en el cine han sido, y que eran todos los perdedores y el perdedor, como antes y siempre todos los fuegos, el fuego de Julio Cortázar.
Fernán-Gómez, el Jimmy Stewart de bosques hispanos, bicicletas para el verano, salud y República, crimen en luna de miel, de cara de bobo a cara de marino masculino, como Fernando Rey.
Hoy me ha tronado tu voz muy cerca. En mi memoria.
___________________________
Fernán-g ( Diario Córdoba - 27/11/2007 )

lunes, 19 de noviembre de 2007

Amor y 20-N



El 22 de noviembre de 2005 escribí una columna en el diario Córdoba donde narraba mi experiencia de dos años antes (2003) en el Valle de los Caídos un 19 y 20-N.
Creo que la columna aquella, volviéndola a releer, tiene cierta vigencia y fue en cierto modo premonitoria en lo que respecta al intento (que ya se barruntaba) por parte de algunos de "recuperar" la Historia de forma sesgada y partidista.
Por eso pongo hoy aquí aquel artículo de hace dos años que parecen una eternidad.
___________________________________

AMOR Y 20-N

Durante muchos años después de la muerte de Franco la televisión y otros medios de comunicación a penas recordaban la fecha nada más que con escuetas columnas. La coronación del rey Juan Carlos y el advenimiento de la democracia, por el contrario, se celebraban con profusión. Todo ello era muestra de salud política y social y auguraba buenas perspectivas para todos. En los últimos años, y más en este en el que se cumplen treinta de ambas efemérides, asombra ver la de tinta e imágenes que se dedican al dictador y su época, pero no estoy seguro de que se vaya a hacer otro tanto con la restauración coronada de la democracia. Espero equivocarme, pero parece que estemos en una vorágine de resucitar hechos que la inmensa mayoría no vivió ni sufrió y que, siendo saludable recordar, se utilizan de forma partidista y sectaria. Una pena.
Hace dos años, por estas fechas, fui al Valle de los Caídos. Nunca antes había estado y no creo que vuelva a ir, pero me alentaba cierta curiosidad periodística más el personal sentimiento de necesidad de ver con mis propios ojos un lugar clave en la Historia de España. La fecha también era la mejor, pues deseaba palpar si habría allí nostalgias o vigencias. El día 19 por la tarde se celebró la normal misa sabatina con un lleno total del templo y sus aledaños dentro de un orden exquisito, uniformes y banderas. El sacerdote (creo que el abad del monasterio) no cesó de repartir a diestro y siniestro mensajes contra la nostalgia de tiempos turbulentos y de confrontación, amonestó el espíritu revanchista y abogó una y otra vez por la reconciliación y la democracia. Ni una palabra de complicidad con los presentes. El día 20 por la mañana se citaron en el lugar varios autobuses de falangistas con realmente poca gente. A un acto (no religioso) lleno de consignas, parafernalia y fervores siguió otro en el exterior más bien ralo de ideas, un algo desorientado y un mucho descoordinado. Un jovial y educado joven falangista cordobés me vendió lotería de Navidad. Al saber mi procedencia me dijo que andaba perdidamente enamorado de la hija de un concejal de IU de Peñarroya. El amor puede reconciliar a España, pensé.

lunes, 12 de noviembre de 2007

¡Que te calles!

(pincha en la imagen y verás lo que pasa)


A veces hay que rectificar sobre la marcha. Tenía el domingo preparado ya mi artículo sobre el altercado de Zapatero y el Rey con Hugo Chávez en la cumbre iberoamericana cuando, esa misma noche de madrugada, tuve que rehacerlo. Resulta que, como todos, había visto en televisión las cuñas específicas de algunas de las palabras del presidente venezolano y la contundente respuesta por parte de los españoles, pero más tarde me di cuenta de que se trataba de cortes excesivamente esquemáticos que no mostraban todo el contexto de las intervenciones. Llegué a esta conclusión cuando la noche del domingo conecté por casualidad con la cadena digital Cuba Visión y me quedé a verla porque estaban dando en su integridad los discursos respectivos. Ahí sí al ver la totalidad de las intervenciones la cosa cambiaba. Y yo me pregunto ahora, ¿cuántos de los que han opinado sobre el tema y seguirán haciéndolo han escuchado con detenimiento dichas intervenciones? Resumiendo, Zapatero protagonizó una alocución magistral, inesperada para mí, decir magnífica sería poco, digna de un auténtico y convencido idealista pero con más pies en la tierra de lo que creemos. Chávez divagó, se enredó, dijo cosas interesantes a veces pero su narcisismo y el trauma de haber sufrido un golpe de estado le hacía desbarrar continuamente. Por eso, cuando Zapatero y el Rey le contestaron, tras haberse cargado de autoridad moral antes, quedaron como auténticos señores. Sólo queda que de puertas a dentro la propia izquierda también deje de llamar fascistas a la derecha rival.

______________________________
Que te calles ( Diario Córdoba - 13/11/2007 )

martes, 6 de noviembre de 2007

La Memoria

La recuperación de la memoria histórica sería, a mi entender, una iniciativa muy loable si se dedicase a localizar y rescatar del olvido y de la injusticia el recuerdo de ciudadanos de ambos bandos asesinados durante la guerra civil. No me parece tan loable en cuanto al intento de sumergir al país en una especie de amnesia colectiva eliminando algunos símbolos y referentes hoy por hoy inofensivos y cuya supresión empobrece la percepción que las nuevas generaciones tendrán de nuestro pasado. Si es lógico el descabalgamiento de Franco de sus sueños ecuestres, creo que es un exceso quitar algunos escudos que son historia, como el de Correos de Córdoba o el de las alcantarillas. Luego, he detectado algunos despistes en los que es necesario no caer. El domingo se publicaba como vestigio del franquismo el rótulo de una calle de Peñarroya dedicada al General Primo de Rivera. Que se sepa dicho general no pudo ser franquista, murió en París en 1930 -un año antes de la proclamación de la República- y si por un casual se le quitara su nombre a esa calle debiera ser por haber protagonizado su propia dictadura en tiempos de Alfonso XIII . Se ha confundido al general Primo con su hijo José Antonio , quien por cierto aún cuenta con una placa en una plaza de esa localidad. También se muestra una artística vidriera con el águila de San Juan --que para mí también es historia-- en Hinojosa del Duque, pero que no corresponde al Ayuntamiento sino a un colegio, a no ser que haya dos idénticas. Suprimamos lo inaceptable, conservemos lo que solo refleja lo que fue una época histórica de casi medio siglo.
_____________________

Si quieres leerlo en el diario Córdoba y dejar allí también comentarios, puedes hacerlo pinchando en el enlace siguiente:

La memoria ( Diario Córdoba - 06/11/2007 )

martes, 30 de octubre de 2007

Mártires del perdón

Los 498 mártires que la Iglesia católica beatificó en Roma el domingo 28 de octubre sólo claman una cosa todavía hoy: perdón y reconcialiación.

Si quieres leer algo más sobre el asunto pincha en el enlace de abajo para cceder al artículo que publico al respecto hoy en el diario CÓRDOBA.

_____________________________

Mártires del perdón (Diario Córdoba - 30/10/2007)

domingo, 28 de octubre de 2007

Y después de la bandera... el régimen

Y después de una magnífica bandera indudablemente consensuada, un buen régimen. El régimen es lo primordial (sobre todo porque el jamón no engorda).

sábado, 27 de octubre de 2007

Bandera española de consenso

No cabe duda de que habrá que llegar a un acuerdo entre los que defienden a ultranza la actual bandera española y aquellos que optan por la republicana, y también con aquellos que quisieran hacer borrón y cuenta nueva para instituir una nueva bandera sin ningún tipo de reminiscencia histórica.

Por todo ello, propongamos una auténtica...

bandera de consenso


martes, 23 de octubre de 2007

Neolengua

Guerra lingüística entre asociaciones profesionales de lingüistas y los políticos. Estos no hacen nada más que inventar su "neolengua", la nueva lengua de la vaciedad y el mensaje simplista.

Léelo en mi artículo de hoy en el Diario CÓRDOBA, pinchando más abajo.
__________________________

Neolengua (Diario Córdoba - 23/10/2007)

martes, 16 de octubre de 2007

Banderas y banderías

Se empeña media España en tergiversar el hecho de que la otra media haga uso legítimo de la bandera constitucional. Y la otra media que hace gala de los símbolos olvida su pasado reciente de alianzas --cuando le hacían falta votos para gobernar-- con los nacionalismos que ahora repudia.

Leo titulares belicosos y engañosos sobre guerra de banderas o de símbolos, cuando en realidad no ocurre ni más ni menos que lo que en cualquier país, que cuando llega el día nacional el común se pone patriótico y orgulloso de su nación, y ya está. Y también ocurre que otros adoptan, también de forma legítima, actitudes de canción protesta sobre su derecho a no participar en la orgía nacional.

Lo que sí es muy molesto es que la media España que no quiere símbolos siga llamando fachas a la que sí quiere usarlos. Los hay que siguen identificando los colores nacionales con Franco y la dictadura, pero en otros países, cuando las dictaduras caen los oprimidos levantan la bandera nacional porque es la de todos.

Quien después de treinta y dos años de democracia continúa con esta alergia a los símbolos tiene un serio problema de adaptación a la realidad del mundo, no es sano anclarse a sistemas hoy por hoy fuera de lugar o a tragedias que todos deberían ser capaces de superar porque absolutamente todos las sufrieron.

Viene a decir Arcadi Espada que "Tras aplicar todos los decapantes, lo que queda del nacionalismo, la unidad irreductible, es semejante totalidad viscosa". Eso.

Yo añadiría: banderas sí, banderías no.

_________________________________________

Banderas y banderías (Diario Córdoba - 16/10/2007)

lunes, 15 de octubre de 2007

viernes, 12 de octubre de 2007

12 de octubre, Día de España

Independientemente de que haya sido el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy (ver video), el que haya propuesto que los españoles lleven en el día de hoy (Día de España) una bandera, yo -como hago todos los años desde hace muchos- la llevaré en la solapa. Esto demuestra que algunos lo tenemos claro desde siempre y no hace falta que venga ningún político a decírnoslo.

Lo que sí es curioso, casi patético, es el españolismo que les ha entrado a los socialistas en estas últimas semanas después de tener entre sus filas a republicanos autonomistas, a nacionalistas disfrazados (Maragall, Montilla, Patxi López), siendo como son además simpatizantes de los antisistema. Si para Zapatero "Mi patria es la libertad" (por cierto, eso no es original, creo que lo escribió Espronceda haca casi 200 años en su Canción del Pirata (no estoy muy seguro), mi patria y la de muchos españoles se llama España. Una España por supuesto en libertad, constitucional, parlamentaria y democrática. Pero España.

Feliz día del 12 de Octubre a todos. Y felicitaciones a quienes celebren hoy también la Virgen del Pilar: Desde el año 1913 la Virgen del Pilar es la patrona de la Guardia Civil, desde el 1916 del Cuerpo de funcionarios de Correos y desde el 1928 del Cuerpo de Secretarios, interventores y depositarios de la Administración Local. Es también la patrona del arzobispado de Zaragoza. Por cierto, no es patrona de España (oficialmente es la Inmaculada Concepción).


martes, 9 de octubre de 2007

Ego, pons romanus

Ave, Raphaelus Albus , aedil potens in Casa Consistoriale cordubense. Salve, Ander Ocagna atque Rosa Aquilaris , mandatarii maximi cordubensis capitalis. Ego sum pons romanus et fabulo in isto modo contra novum vestitum meum lapidarum rosarum factum. Hodie aediles cordubenses dicunt tamen rosa-rosae: Rosa alcaldesa maxima, pons romanus ponte rosa, vetusta Corduba semper rosa in saecula saeculorum, amen. Pons coloris rosae horterada maxima est. Si imperator Augustus capitam suam elevasset ad caelum, in tumba sua moriebat de novo. Aedil Raphaelus Albus dicit per gustus colores sunt et super gustus nihil scriptum est. Aedil Ander Ocagna dicit quod in principium durus est acostumbrari, pero in pauco tempo oculos citadinorum cordubensium celeriter sunt in costumbre rosa palido. Citadini cordubenses non tragant et dicunt per activam et per passivam vocem quod magna atque maxima horterada ista idea est et malum gustum habent architectus Cuenca-Cuencae sicut aediles Raphaelus Albus et Ander Ocagna. Alcaldesa Rosa? Non sabet, non contestat. Patrimonius Nationalis? Non sabet, non respondet. Iunta Andaluciae? Sabet, et non respondet. Ego, pons romanus desespero me mientras politicastri cordubenses et architectus Cuenca-Cuencae godent me de avante et de retaguardia mea. Ego sum pons militaris, non pons fashion, sum senior et honoratus pons romanus, non pons de tres al quarto nec pons raritus. Oh Corduba!, non Civitas Humanitatis, Civitas Horteritatis eris.
___________________________________
Ego, pons romanus ( Diario Córdoba - 09/10/2007 )

martes, 2 de octubre de 2007

El libro rojo

En estos tiempos de crisis preelectoral cuando los nacionalismos periféricos tensan aún más la cuerda del separatismo de facto , por si estábamos pocos parió la abuela. Resulta que el Partido Comunista de España ha presentado en Córdoba un libro sobre las reflexiones de Fidel Castro sobre las políticas yankees; Reflexiones del comandante en jefe se llama el neonato nada menos. Muchos nos preguntamos cómo pueden condensarse en un solo libro las abundantes e inacabables reflexiones de tal sujeto, ya que cada discurso de los suyos suele durar entre ocho y doce horas. Una labor encomiable de transcripción ha debido de ser el trabajo. Por otro lado, leemos que Julio Anguita propone la refundación de IU, a lo mejor como consecuencia de la aparición del citado libro. Hay que barruntarse que el viejo y zorro califa, desde su fértil jubilación, estará más que harto de que sus compañeros de viaje sigan haciendo el ridículo con estas cosas propias de extremistas anclados en la guerra fría y que están llevando al colapso electoral a la formación de izquierdas. El comunismo fue vencido con la caída del muro de Berlín, y los comunistas deben aceptarlo y asumirlo, igual que ellos exigen al PP que asuma la derrota en las pasadas generales. Los ciudadanos vivimos medianamente contentos con regímenes en los que se vota cada cuatro años o menos, no con los ejemplos de Castro, Corea del Norte, Venezuela y ahora Myanmar. ¿Qué diríamos si se editasen las reflexiones de Hitler, Stalin, Pol Pot o Franco ? En Córdoba acaba de caer Centella , ¿le sustituirá otro del PCE? Sería un error más de lo mismo.
________________________________________
Libro rojo ( Diario Córdoba - 02/10/2007 )

martes, 25 de septiembre de 2007

Chau, Negro (a Roberto Fontanarrosa)

Hace diez años que ojeo casi cotidianamente en internet el diario Clarín de Buenos Aires, donde él tenía su viñeta. Y sin embargo no me he enterado de su muerte hasta ¡dos meses después!

Era el Negro Roberto Fontanarrosa algo más que un dibujante irónico y un escritor de cuentos argentinos, era algo más que un simple argentino. Como Quino , pariente en los quehaceres viñeteriles y periodísticos, era ya un patrimonio de la Humanidad y por eso quisiera que mis lectores lo descubrieran y lo disfrutaran aunque él ya no pueda acudir con nuevos monos cada día a la cita del Clarín .

Diana , una amiga de Rosario , me regaló uno de sus libros de relatos más característicos, "La mesa de los galanes" , búsquenlo y léanlo, no tiene desperdicio.

El Negro Fontanarrosa era de la ciudad de Rosario, y no se fue a la capital federal "porque aquí hay lindas minas (chicas) y buen fútbol y un millón doscientas mil personas han tomado la misma determinación". Se encontraba a gusto con sus íntimos, los galanes , reuniéndose en el café El Cairo "para hablar al pedo" y últimamente debajo de su apartamento, en el Metrópoli, hasta que, a causa de su enfermedad, trasladaron la tertulia a su propia casa.

Impenitente hincha canaya como se autodefinen los seguidores del Central Rosario, no es que le encantara el fútbol, es que sentía pasión por el equipo de su ciudad "¿qué más puede pedir un intelectual?", solía decir. Por favor, léanlo, y localicen las viñetas de su Boogie el aceitoso y del gaucho Inodoro Pereyra , que siempre terminaba diciendo "¿Cómo estás, Inodoro?, Mal pero acostumbrao". Chau, Negro.
_________________________
Chau, negro ( Diario Córdoba - 25/09/2007 )
_________________________

Leerlo en versión original en papel (versión PDF).

viernes, 21 de septiembre de 2007

Sarkozy, imparable

Extractos de El Día de Córdoba, del viernes 21 de septiembre de 2007:

"Fue una promesa electoral del presidente Nicolas Sarkozy que le valió un importante caudal de votos de la derecha: Francia sigue reforzando sus fronteras contra la inmigración. El Parlamento francés reformó en la madrugada del jueves, por quinta vez en los últimos cuatro años, la ley de inmigración.

La Asamblea Nacional francesa dio luz verde al proyecto de ley sobre inmigración que autoriza, de manera experimental, el recurso a los análisis de ADN para demostrar filiaciones y el análisis de los orígenes étnicos y raciales de los inmigrantes, con el objetivo de elaborar estudios.

el texto fue aprobado por la Unión para un Movimiento Popular (UMP) del presidente, Nicolas Sarkozy, y el Nuevo Centro. El Partido Socialista (PS), el Partido Comunista Francés (PCF) y los Verdes votaron en contra.

El proyecto, elaborado por el ministro de Inmigración, Brice Hortefeux, prevé también la puesta en marcha, en los países de origen, de una "evaluación de conocimiento de la lengua y los valores de la República" a la que serán sometidos los menores de 65 años sujetos de reagrupación familiar.

En caso de que no superen la prueba, la autoridad administrativa organizará una formación tras la cual tendrá lugar una nueva evaluación".

jueves, 20 de septiembre de 2007

Inmigración e integración

Hace unos días me llegó por el correo electrónico una bonita presentación en Power Point sobre los clandestinos y la imigración. Las fotos eran preciosas y el mensaje también, e iba acompañada de fondo con la canción de Manu Chao "Clandestino".

La presentación se cerraba con unas pretendidas declaraciones de Peter Costello, que según el mensaje es ministro de Australia o algo así. No lo he comprobado.



Tampoco he comprobado si las palabras de dicha persona son ciertas o no, pero en cualquier caso las reproduzco aquí porque me parece que pueden dar que pensar:

____________________________________


"No estoy contra la inmigración, y tampoco sostengo un rencor contra alguien que busca una mejor vida viniendo a Australia. Sin embargo, hay asuntos que los que recientemente han venido a nuestro país y, al parecer, algunos nacidos aquí, tienen que entender. Esta idea de Australia de ser una comunidad multicultural ha servido sólo para diluir nuestra soberanía y nuestra identidad nacional. Como australianos, tenemos nuestra propia cultura, nuestra propia sociedad, nuestra propia lengua y nuestro propio modo de vivir.


Esta cultura ha sido desarrollada en más de dos siglos de luchas, juicios y victorias por los millones de hombres y mujeres que han buscado la libertad de este país. Hablamos principalmente el inglés, no el libanés, el árabe, el chino, el japonés, el ruso, o cualquier otra lengua. ¡Por lo tanto, si usted desea hacerse parte de nuestra sociedad, aprenda la lengua!




La mayor parte de los australianos creen en Dios. Esto no es solo un asunto de algún cristiano derechista, pero hay un hecho cierto, y es que hombres y mujeres cristianos, fundaron esta nación sobre principios cristianos, y esto está claramente documentado en nuestra historia. Deberíamos mostrarlo en los murales de nuestras escuelas. Si nuestro Dios le ofende, entonces sugiero que usted considere otra parte el mundo como su nueva casa, porque Dios es parte de nuestra cultura.



Aceptaremos sus creencias, y no le haremos preguntas. Pero daremos por hecho que usted acepta las nuestras y busca vivir en paz y armonía con nosotros. Si la Cruz le ofende, o no le gusta, entonces usted debería considerar seriamente marcharse a otra parte de este planeta. Somos felices con nuestra cultura y no tenemos ningún deseo de cambiarla, y realmente no nos preocupamos cómo hizo usted, por las cosas que suceden en su lugar de procedencia. Le cueste lo que le cueste, practique su cultura, pero no fuerce a otros a hacerlo.



Este es nuestro país, nuestra tierra, y nuestro modo de vivir, y le daremos la oportunidad de disfrutar de todo esto.


Pero una vez que usted empiece a quejarse, a lloriquear, y no acepte nuestra bandera, nuestra promesa, nuestras creencias cristianas, o nuestro modo de vivir, sinceramente le animo a hacer uso de otra gran libertad que gozamos en Australia: el derecho de marcharse.



Si usted no es feliz aquí, entonces, márchese. Nadie le obligó a venir aquí. Usted pidió estar aquí. Entonces, acepte el país que usted eligió.


Les hemos acogido y abierto las puertas de nuestro país. Si no quieren ser un ciudadano mas de este país ¡vuelva al país de donde vino!"

lunes, 17 de septiembre de 2007

El peluche de los McCann

A mí lo que más me mosquea de los McCann son las vacaciones y el peluche.

Esta pareja tiene arte, hay que reconocerlo; se han subido al trapecio del circo (mediático, añado) y ya no se quieren bajar. Y lo han hecho con arte, hasta el Papa los ha recibido. Yo no sé si son culpables o no de la muerte de su hija aunque la ropa les huela a cadaverina, que lo diga la justicia, y eso siempre que aparezca el cadáver, mientras tanto chitón por aquello de la presunción de inocencia. Pero las vacaciones, qué tío/tía, cómo se lo montan. A ver, ¿están de baja por depresión? ¿se han pedido una excedencia? Yo los veo todo el día en la tele, con un coche distinto (ya les he identificado un Renault, un Volkswagen y un BMW) saliendo de casa, hablando por la ventanilla del auto como la Pantoja y el resto de la piara esa de la telebasura, que hablan siempre con el cristal a medio bajar. Los veo guapos, rubios, ingleses, encima médicos, o sea con todo para triunfar en la vida, y todavía de vacaciones a estas alturas de la depresión postvuelta. Y con el peluche en la mano.

Yo no sé si la mataron de pensamiento, obra u omisión a la niña, pero que son culpables de darle a la criatura habitualmente el orfidal sí: el ADN de unos cabellos lo ha cantado muy clarito, por lo que si no asesinos, un poco canallitas sí que son. Y encima aún de vacaciones.

Pero no pierdan de vista el peluche. Los cinéfilos diríamos que la solución al caso está en el peluche que la mamá no deja ni un momento, ¿que no?, véanse otra vez “La noche del cazador” (Charles Laughton, 1955) con aquel maravilloso Robert Mitchum. La clave estaba en el peluche.

______________________

El peluche ( Diario Córdoba - 18/09/2007 )

viernes, 14 de septiembre de 2007

Diez ideas por Córdoba

YO, erre que erre contra la pantomima de las Siete Maravillas, prefiero aportar diez ideas para mejorar Córdoba. Bueno, no son mías sino que rondan por ahí desde miles de años, pero las he retocado.

La 1ª idea, amarás a Córdoba sinceramente, a su gente y a sus tierras, respetándolos en sus anhelos y ayudándolos en sus proyectos.

La 2ª, no usarás el nombre de Córdoba en vano, no lo politizarás o apropiarás como arma arrojadiza contra el que no piensa igual que tú.

La 3ª, respetarás sus tradiciones, sin adulterarlas ni imprimirles un sello que convenga a tus intereses partidistas.

La 4ª, honrarás y respetarás a los demás, así a tus ascendientes y descendientes como a los ajenos, comprometiéndote en la defensa de los desvalidos y necesitados, porque Córdoba son todos y cada uno de sus seres humanos, animales y plantas.

La 5ª, respetarás la vida en todas sus formas, y el rico patrimonio y el inigualable medio ambiente de esta desdichada provincia, y no dejarás que se deteriore más su biodiversidad.

La 6ª, pues eso, no la joderás más de lo que está y buscarás cómo devolverle su honra y su ilusión, el orgullo de sí misma.

La 7ª, no codiciarás como propio lo que, por ser de los demás, ya es también tuyo como heredad compartida y que será la herencia de los que han de venir.

La 8ª, no tergiversarás la realidad, ni levantarás infundios según tu conveniencia, porque vivir en la mentira es el mejor camino para no salir nunca del atraso.

La 9ª y la 10ª son parecidas y complementarias, no arrebatarás a Córdoba ni a sus hijos sus bienes, su imagen, su trabajo.

martes, 11 de septiembre de 2007

El Névalo

Névalo y Anzur son dos ríos de Córdoba y también fueron tres años de mi vida.

Así se llamaban los dos edificios principales de aquellos Colegios Mayores de las Cajas de Ahorros que ahora denominan Colegio de la Asunción. Allí estudié, más o menos; residí, más o menos; disfruté, más o menos; y me formé en muchos aspectos, muchos, de 1977 a 1980.

Acabamos de tener un encuentro de antiguos colegiales en ese mismo lugar gracias al ímprobo trabajo de coordinación y organización de Cristóbal Matilla, Tobi , que se merecería un aplauso generalizado y algo más.

Nunca se me fue del recuerdo aquel espacio ni ninguno de quienes poblaron mi estancia de ocio y charla, de estudio y crecimiento personal: Daniel, Antonio, Tomás (en realidad Toshigaku Yu Ishizuka , casi ná ), El Pela, Conchito, Paco (de Priego de Córdoba, al que no logro encontrar, help!), Gregorio, Ramón, Angela, Alfonso, Antonio Luis , y ese etcétera que siempre se dice que es largo.

A unos cuantos nos apodaban El Kremlin , no sé bien por qué, desde luego éramos los de letras, la chusma pensante, los de Filología, Historia, más algún biólogo y un médico. Inolvidable.

Tan inolvidable como las visitas de periodistas, escritores, científicos, artistas, catedráticos, juristas, políticos de aquellos de la Transición y otros padres de la Patria.

Fue colegial también Manuel Pimentel y otros conocidos. La única decepción, que aquel inmenso verdor al que daba mi ventana aparezca ahora quemado y descuidado.

El nevalo ( Diario Córdoba - 11/09/2007 )

domingo, 9 de septiembre de 2007

Minería y turismo

ACABO de leer la magnífica novela del onubense Juan Cobos Wilkins “El Corazón de la Tierra”. Es una novela emocionante y emotiva que narra la vida intensa de unos personajes llenos de historias que contar y perfectamente reales. Y, como trasfondo, el marco minero de Riotinto (Huelva) incluyendo sus movimientos sociales y reivindicativos ante la todopoderosa compañía inglesa Rio Tinto Company que explotó aquellos yacimientos de cobre, oro y plata durante 80 años.

Las semejanzas de dicho marco histórico y de la existencia de una sociedad todopoderosa extranjera que explotaba los yacimientos es evidente si la comparamos con Peñarroya-Pueblonuevo y su cuenca minera. Allí eran ingleses, aquí franceses, y aunque allí la explotación del trabajador era cruel e inhumana a veces, aquí no se llegó a tanto.

Pero a lo que me quiero referir es al buen, al magnífico aprovechamiento que han sabido hacer en Riotinto de su pasado minero y extranjero con vistas al turismo. Se sienten orgullosos de algunas costumbres importadas de los ingleses y las reivindican como hecho diferenciador, poseen un tren minero que recorre las antiguas cortas a cielo abierto, como la impresionante e inabarcable Corta Atalaya -el ombligo del mundo, el hueco que quedó al arrancarle el corazón a la tierra-, un estupendo museo de la minería en el antiguo hospital de la compañía, etc.

Yo visité todo eso y me consta que agentes sociales de nuestra zona y otras personas influyentes también, pero aquí no se ha hecho nada para imitar a Riotinto, para intentar aprender. No saben.

martes, 4 de septiembre de 2007

Juan Cobos Wilkins. El corazón de la tierra. Riotinto. Barrio de Bellavista. Corta Atalaya. Francisco Antonio Carrasco. La maldición de Madame Bovary

Este verano --como el anterior y algún otro antes y siempre a partir de ahora- he dedicado parte de mis lecturas a autores cordobeses en particular y andaluces en general. Entre ellos he tenido el gusto de leer, casi al inicio de las vacaciones, a Francisco Antonio Carrasco.

Su La maldición de Madame Bovary me ha proporcionado momentos trepidantes, de esos que no te permiten dejar a medias e inacabados los capítulos e historias que pueblan este estupendo libro de relatos. El otro volumen, que acabo de terminar, es el extraordinario El corazón de la tierra, de Juan Cobos Wilkins , que me da pie y me catapulta a conocer su versión cinematográfica, cosa que haré esta misma semana aunque ya voy advertido de la poca semejanza entre esta y el original literario.

Para mí además ha sido bueno conocer a ambos autores, habiendo intercambiado palabras y momentos. Con Wilkins varias veces, cuando dirigía la Casa Museo de Juan Ramón Jiménez y yo vivía por aquellos pagos onubenses a finales de los ochenta, con Carrasco desde hace dieciséis años, que ya es decir. A Paco ya le he contado lo que pienso de su obra, que es mucho y bueno, y por eso le dedico las últimas líneas a Wilkins, que no leerá esto.

Quizás lo mejor que pueda decir es que su libro me emociona lo indecible con un planteamiento, un nudo y un desenlace de los que desasosiegan y hacen que uno no quiera dejar de revisitar y consultar de vez en cuando ese "corazón". Y que pienso volver por su pueblo, Riotinto, por el que pasé cien veces y pisé sólo dos. Me llaman ahora con más fuerza la Corta Atalaya y el barrio inglés de Bellavista.

Libros ( Diario Córdoba - 04/09/2007 )

viernes, 24 de agosto de 2007

El último -magnífico como siempre- de Arturo Pérez-Reverte

PATENTE DE CORSO
Cortos de razones, largos de espada


ARTURO PÉREZ-REVERTE | XLSemanal | 19 de agosto de 2007

Eres joven y guipuzcoano, según deduzco por tu carta y el remite. Escribes como lector reciente de la última aventura de nuestro amigo Alatriste, contándome que es el primer libro de la serie que cae en tus manos. Te ha gustado mucho, dices, excepto el hecho «poco riguroso» y «poco creíble» de que una galera española estuviera tripulada por soldados vizcaínos que combatían al grito de Cierra, España; en referencia a la Caridad Negra, que en los últimos capítulos combate a los turcos, en las bocas de Escanderlu, llevando a bordo a la compañía del capitán Machín de Gorostiola. Y añades, joven amigo –lo de joven es importante–, que eso no disminuye tu entusiasmo por la historia que has leído; pero que el episodio de los vizcaínos te chirría, pues parece forzado. «Metido con calzador –son tus palabras– para demostrar que los vascos (y no los vascongados, don Arturo) estábamos perfectamente integrados en las fuerzas armadas españolas, lo que no era del todo cierto.»

Son las siete últimas palabras del párrafo anterior las que me hacen, hoy, escribir sobre esto; la triste certeza de que realmente crees en lo que dices. Te gusta la novela, pero lamentas que el autor haga trampas con la Historia real; la auténtica Historia que –eso no lo cuentas, pero se deduce– te enseñaron en el colegio. Así que, con buena voluntad y con el deseo de que yo no cometa errores en futuras entregas, me corriges. Debería, a cambio, escribirte una carta con mi versión del asunto. El problema es que nunca contesto el correo. No tengo tiempo, y lo siento. Esta página, sin embargo, no es mala solución. La lee gente, y así quizá evite otras cartas como la tuya. De paso, extiendo mi respuesta a la cuadrilla de embusteros y sinvergüenzas de los sucesivos ministerios de Educación, de la consejería autonómica correspondiente, de los colegios o de donde sea, que son los verdaderos culpables de que a los diecisiete años, honrado lector, tengas –si me permites una expresión clásica– la picha histórica hecha un lío.

Machín de Gorostiola es un personaje ficticio, como su compañía de infantería vizcaína. En efecto. Pero uno y otros deben mucho al capitán Machín de Munguía y a los soldados de su compañía, «la mayor parte vascongados», que, según una relación del siglo XVI conservada en el Museo Naval de Madrid, pelearon como fieras durante todo un día contra tres galeras turcas, en La Prevesa. En cuanto a lo de Cierra, España, ni es consigna franquista ni del Capitán Trueno. Quien conoce los textos de la época sabe que, durante siglos, ése fue usual grito de ataque de la infantería española –en su tiempo la más fiel, sufrida y temible de Europa–, que en gran número, además de soldados castellanos y de otras regiones, estaba formada por vizcaínos; pues así, vizcaínos, solía llamarse entonces a los vascos en general, «a veces cortos de razones pero siempre largos de bolsa y espada». Y guste o no a quien manipuló tus libros escolares, amigo mío, con sus nombres están hechas las viejas relaciones militares, de Flandes a Berbería, de las Indias a la costa turca. Los oprimidos vascos fuisteis –extraño síndrome de Estocolmo, el vuestro– protagonistas de todas las empresas españolas por tierra y mar desde el siglo XV en adelante. Ése fue, entre otros muchos, el caso de los capitanes de galeras Iñigo de Urquiza, Juan Lezcano y Felipe Martínez de Echevarría, del almirante Antonio de Oquendo, su padre y su hijo Miguel, o de tantos otros embarcados en las galeras del Mediterráneo o en la empresa de Inglaterra. Las relaciones de Ibarra, Bentivoglio, Benavides, Villalobos o Coloma sobre las guerras del Palatinado y Flandes, los asedios, los asaltos con el agua por la cintura, las matanzas y las hazañas, las victorias y las derrotas, hasta Rocroi y más allá incluso, están salpicadas de tales apellidos, sin olvidar las guerras de Italia: en Pavía, por ejemplo, un rey francés fue capturado por un humilde soldado de Hernani, en el curso de una acción sostenida por tenaces arcabuceros vascos. Y te doy mi palabra de honor de que aquel día todos gritaron, hasta enronquecer, Cierra, España: voz que, en realidad, no tenía significado ideológico alguno. Sólo era un modo de animarse unos a otros –eran tiempos duros– diciéndole al enemigo de entonces, fuera el que fuera: Cuidado, que ataca España.

Así que ya ves, amigo mío. No inventé nada. El único invento es el negocio perverso de quienes te niegan y escamotean la verdadera Historia: la de tu patria vasca –«La gente más antigua, noble y limpia de toda España», escribía en 1606 el malagueño Bernardo de Alderete– y la de la otra, la grande y vieja. La común. La tuya y la mía.

jueves, 16 de agosto de 2007

Homenaje a Federico García Lorca en el 71 aniversario de su fusilamiento

El 18 de agosto de 1936, en los comienzos de la guerra civil, un grupo de "nacionales" mataron a Federico García Lorca, uno de los mayores poetas y dramaturgos en lengua castellana de todos los tiempos.

Sirva este post de homenaje.



1º.- "Anda jaleo". Al piano, el propio Federico García Lorca. Canta: La Argentinita.

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/andajaleo.mp3" loop="0"></bgsound>
Yo me alivié a un pino verde
por ver si la divisaba,
y sólo divisé el polvo
del coche que la llevaba.
Anda jaleo, jaleo:
ya se acabó el alboroto
y vamos al tiroteo.

No salgas, paloma, al campo,
mira que soy cazador,
y si te tiro y te mato
para mí será el dolor,
para mí será el quebranto,
Anda, jaleo, jaleo:
ya se acabó el alboroto
y vamos al tiroteo.

En la calle de los Muros
han matado una paloma.
Yo cortaré con mis manos
las flores de su corona.
Anda jaleo, jaleo:
ya se acabó el alboroto
y vamos al tiroteo.



2º.- "En el Café de Chinitas". Al piano, el propio Federico García Lorca. Canta: La Argentinita.

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/enelcafedechinitas.mp3" loop="0"></bgsound>
1
En el café de Chinitas
dijo Paquiro a su hermano:
«Soy más valiente que tú,
más torero y más gitano».

2
En el café de Chinitas
dijo Paquiro a Frascuelo:
«Soy más valiente que tú,
más gitano y más torero».

3
Sacó Paquiro el reló
y dijo de esta manera:
«Este toro ha de morir
antes de las cuatro y media».

4
Al dar las cuatro en la calle
se salieron del café
y era Paquiro en la calle
un torero de cartel.



3º.- "Zorongo gitano". Al piano, el propio Federico García Lorca. Canta: La Argentinita.

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/zorongogitano.mp3" loop="0"></bgsound>
Las manos de mi cariño
te están bordando una capa
con agremán de alhelíes
y con esclavina de agua.
Cuando fuiste novio mío,
por la primavera blanca,
los cascos de tu caballo
cuatro sollozos de plata.
La luna es un pozo chico,
las flores no valen nada,
lo que valen son tus brazos
cuando de noche me abrazan,
lo que valen son tus brazos
cuando de noche me abrazan.




4º.- De la obra "Poeta en Nueva York" de García Lorca, interpreta Lluis Llach en catalán el poema "Els Negres":

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/elsnegres.mp3" loop="0"></bgsound>
NORMA Y PARAÍSO DE LOS NEGROS

Odian la sombra del pájaro
sobre el pleamar de la blanca mejilla
y el conflicto de luz y viento
en el salón de la nieve fría.

Odian la flecha sin cuerpo,
el pañuelo exacto de la despedida,
la aguja que mantiene presión y rosa
en el gramíneo rubor de la sonrisa.

Aman el azul desierto,
las vacilantes expresiones bovinas,
la mentirosa luna de los polos.
la danza curva del agua en la orilla.

Con la ciencia del tronco y el rastro
llenan de nervios luminosos la arcilla
y patinan lúbricos por aguas y arenas
gustando la amarga frescura de su milenaria saliva.

Es por el azul crujiente,
azul sin un gusano ni una huella dormida,
donde los huevos de avestruz quedan eternos
y deambulan intactas las lluvias bailarinas.

Es por el azul sin historia,
azul de una noche sin temor de día,
azul donde el desnudo del viento va quebrando
los camellos sonámbulos de las nubes vacías.

Es allí donde sueñan los torsos bajo la gula de la hierba.
Allí los corales empapan la desesperación de la tinta,
los durmientes borran sus perfiles bajo la madeja de los caracoles
y queda el hueco de la danza sobre las últimas cenizas.



5º.- De la obra "Poeta en Nueva York" de García Lorca, interpreta Leonard Cohen en inglés el poema "Take this Waltz":

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/takethiswaltz.mp3" loop="0"></bgsound>
PEQUEÑO VALS VIENÉS

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados,
hay frescas guirnaldas de llanto.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals del "Te quiero siempre".

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orillas tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.




6º.- Del "Poema del Cante Jondo" de García Lorca, leo "Sorpresa":

<bgsound src="http://www.albertodiazvillasenor.es/sorpresa.mp3" loop="0"></bgsound>

miércoles, 8 de agosto de 2007

La Lengua común de España

La lengua común de España

POR FRANCISCO RODRÍGUEZ ADRADOS (Director de la Real Academia Española de la Lengua)

Diario ABC, 8-8-2007

Sobre el español como lengua común de España y no solo de España, también de gran parte de América y de otros países, hablé en el Congreso de Academias de la Lengua Española en Cartagena de Indias, el marzo pasado. Lo repetí en alguna conferencia. ¿Por qué no insistir aquí? Vean lo que dice el Diccionario de la Academia, en el lema «español», en su uso masculino y substantivo: «lengua común de España y de muchas naciones de América, hablado también como propia en otras partes del mundo». Si es oficial, como dice la Constitución, es porque es común, no al revés; y si el Estatuto de Cataluña lo admite como oficial porque es oficial en el Estado (se entiende que español), esto es un sofisma. Es lengua común, simplemente, porque es común. Y es propia de todos. Son hechos. No en el sentido de «común» como vulgar o popular (hay el francés, el alemán común), sino en el sentido de que es communis, propio de todos. Una traducción del término griego que usamos los lingüistas: koiné. Había múltiples lenguas o dialectos griegos y había múltiples lenguas en los territorios que conquistó Alejandro: en Egipto, Persia, India, etc. Pero todos aceptaron una lengua común: el griego evolucionado, descendiente del ático, que llevaron consigo los macedonios. El que valía para entenderse. También lo escribían los búlgaros, los nubios, los romanos. Como luego hablaban en latín (otra lengua común) los sirios y britanos, los iberos y los númidas. Entre otros.

Una lengua común no suprime a las otras, vive junto a ellas para que todos se entiendan. Pero en España campañas interesadas tratan de ocultar los hechos: según ellas (llegaron a la Constitución, contra Dámaso Alonso, que dirigía la Academia Española) el español es castellano, es decir, una lengua regional (lo fue en el origen, ciertamente) invasora de las «lenguas propias». Como mucho, es «oficial», algo que impone el Boletín. Pues no: el español, nacido del castellano, fue buscado, aceptado en toda España como lengua de convivencia: no impuesto, buscado. En Cataluña y en toda España desde el siglo XIV y aún antes. En América desde el XVI: los frailes beneméritos que predicaban en las lenguas indígenas, fracasaron. Colón, en su segundo viaje, encontró indios que hablaban español. Luego creció, se fue imponiéndose. La rebelión de Tupac Amaru, en el XVIII, hacía su propaganda en español. Los independentistas lo aceptaron. ¿Por qué? Hubo sin duda algunos intentos de imposición, bien publicitados. Pero lo esencial es que la gente buscaba el español, vehículo de cultura, de ascenso social, de unión. Aquí y allí. Que hubiera un reflejo del poder político no se duda, pero era, sobre todo, un hecho cultural y social. Las otras literaturas desaparecieron, prácticamente, desde el XIV y el XV. No se difundían, no interesaban.

Pero no había guerra de lenguas: la común y las minoritarias convivían. Así sigue, en realidad. Pero hay pequeños grupos que han puesto la lengua al servicio de sus ambiciones políticas, la han hecho un arma nacionalista. Nacionalista de naciones que nunca existieron como tales. Hay varios libros sobre el tema de las lenguas de España, la común y las otras. No voy a citarlos. Explican con datos y estadísticas las ofensivas nacionalistas contra el español, su búsqueda del monolingüismo.

Y cómo la Constitución es mil veces vulnerada. La última vez, por el nuevo Estatuto Catalán cuando (art. 6) hace obligatorio el conocimiento del catalán. Fuera de toda necesidad cuando ya existe una lengua común. Pura confrontación, a la que ayuda la antidemocrática Ley Electoral. Veremos qué dice el TC. Un señor Puigcercós añade que hay que apretar los tornillos: que él no tiene miedo a las guerras lingüísticas. Ya los aprietan bastante: prohibiciones, exigencias para ejercer cualquier puesto, multas, inspecciones, prebendas a los fieles, discriminación en la enseñanza. Y el PSC (y aun el PSOE) se catalaniza, piensa que es rentable. Y el PP ha blandeado desde que defenestraron a Vidal Quadras, Piqué ha sido un error. Veremos ahora. Yo sí tengo miedo a esas guerras. Son guerras de pequeños grupos, que acomplejan o seducen a los demás, guerras en territorios donde no había guerras, guerras que crean problemas y mala sangre. Hay en la Historia mil ejemplos. En territorios donde el 100% de las personas habla español y nadie quiere eliminar las otras lenguas, las minoritarias, ¿a qué ese conflicto? Las lenguas comunes se han inventado para unir, para entenderse dentro y fuera. Y las minoritarias tienden a perder esas guerras. Puigcercós teme que podría haber una Cataluña independiente que hablara castellano. No me extrañaría, ya ven Irlanda: independiente y hablando inglés. Y lo peor que podría pasarles a las lenguas minoritarias es ganar esas guerras. Quedarían reducidas a mínimos territorios aislados.
Esos nacionalistas deberían estudiar un poco de historia lingüística. Disculpen que les recomiende un libro mío, mi Historia de las lenguas de Europa, que voy a sacar tras el verano. Habla de las lenguas comunes: no es cosa solo de España, sino que es un fenómeno europeo y general. Igual que en España, en las grandes naciones solo hay una sola lengua común. A partir de territorios mínimos se crearon y difundieron las grandes lenguas comunes, buscadas por todos. No solo el castellano, hecho luego español, también el francés y tantas lenguas más.

Así el alemán (el dialecto franconio de Lutero), y el inglés (producto de la fusión de varias lenguas germánicas y una dosis de francés), el italiano (el florentino, no generalizado hasta el siglo XIX), el ruso en su variante de Moscú, del XVIII. Y otras lenguas comunes más. Son un fenómeno socio-político-cultural, responde a la necesidad de entenderse en un amplio territorio. Como en la Antigüedad griega y romana. Es algo prepolítico y postpolítico, solo secundariamente político. Y a nadie se le ha ocurrido enfrentar al alemán con el «okattdeutsch», una lengua diferente, o al italiano con el napolitano y el véneto, ni siquiera con el corso que es también una lengua diferente. Porque el estado natural de las lenguas no es ese de las grandes lenguas comunes, estas son una creación de la historia. Es el de un pulular de lenguas y dialectos. Dicen que en la mitad de Nueva Guinea hay 750. ¿Y qué decir de la América precolombina (donde fueron los misioneros quienes, para difundir su doctrina, extendieron el nahua, el quechua, el guaraní)? ¿Y del Africa negra? Las grandes culturas europeas, y otras no europeas como la árabe y la china, expandieron grandes lenguas comunes. Para entenderse en el ámbito personal, en el ámbito cultural, en el administrativo, el económico. No excluían la existencia de otras lenguas, ciertamente. Pero someter a las lenguas comunes a castigo y persecución es regresión. Mal para todos. Es ir contra la historia, el mutuo entendimiento y el progreso.

Hoy el español es la segunda lengua internacional (el hindi y el chino, con más hablantes, no son internacionales). Une no solo a los pueblos de España sino a muchos otros más. Crece. Eso sí, tiene un problema en España, todos lo saben. Creo que ya sería el momento de poner una solución racional a un problema nada racional, un problema en realidad inexistente, fomentado artificialmente. Pero nadie se atreve, niGobiernos ni instituciones, temen agravar las cosas. Pero las cosas, no atendidas, se agravan solas. Se está viendo. Con una lengua común, cierto que obligatoria, es suficiente, para eso se inventaron. Y la lengua común, en Cataluña, en España y en veinte naciones y para mucha gente más, es el español. Hay en América y España, aquí y allá, además, lenguas entrañables. Pero minoritarias: con una obligatoria, que entiendan todos, es suficiente. No hay que forzar las cosas. Sin agravio para nadie. Con respeto para todos.

miércoles, 1 de agosto de 2007

El poema del día

Del poeta peruano César Vallejo (1892-1938), leo el poema XIV "Cuidate, España, de tu propia España".


<br /><BGSOUND SRC="http://www.telefonica.net/web/albertodiaz/vallejo.wav" LOOP="1"><br />

lunes, 30 de julio de 2007

Vacaciones ¿La playa o la montaña? Otra de memoria histórica

En los tebeos de los años sesenta y setenta, época dorada del desarrollismo económico y social español, los monigotes de las viñetas discutían por pasar las vacaciones en el mar (la modernidad incontrolada) o en la montaña (el pueblo de los ancestros). ¡Ya se podía elegir! A la puerta de muchas casas solía haber aparcado un Seat 600D o un 85oL, en otras un 1500, y en la mayoría (como en la mía) ninguno.
Pero era igual, a todos nos alegraban, desde la radio del salón, las canciones de Los Mismos en verano, que nos hacían albergar esperanzas de que si construyeran un puente desde Valencia hasta Mallorca ¡sería maravilloso!
__________________________________

RELATO:

Unos cincuenta años antes, un tío de mi padre solía veranear cerca del Conde de Romanones en algún punto del País Vasco, en San Sebastián o Urnieta normalmente. El Conde era el brazo derecho del Rey Alfonso XIII y fue Jefe del Consejo de Ministros, y ministro, en numerosas ocasiones. Con la Dictadura del General Miguel Primo de Rivera, (padre del dirigente falangista José Antonio Primo de Rivera) Romanones se aparta de la política; y más tarde, proclamada la República en 1931, es quien más fervientemente aconseja a Alfonso XIII que se exilie. Durante la República la figura del Conde (Diputado por Guadalajara) pasó sin pena ni gloria.

La enciclopedia libre Wikipedia nos cuenta que "(Romanones...) no participó en la sublevación militar de 1936. La guerra civil le sorprendió en San Sebastián, entregado a los negocios y a empresas mineras de su propiedad, desde donde pasó a Francia con la ayuda del embajador francés. Regresó a la zona sublevada en 1937 pero nunca más volvió a actuar en la arena política..."

¿Y qué hacía el tío de mi padre al lado de tan importante señor, se preguntará el amable lector? La respuesta está, en parte, en la segunda línea del párrafo escogido de la enciclopedia Wikipedia: "... La guerra civil le sorprendió en San Sebastián, entregado a los negocios y a empresas mineras de su propiedad, desde donde pasó a Francia con la ayuda del embajador francés..."

En efecto, el Conde era el principal accionista (por parte española) de la empresa minera franco-española Société Minière et Métallurgique de Peñarroya (SMMP), y el tío de mi padre fue un tiempo el más alto cargo de dicha compañía y además Administrador General de las finanzas del Conde de Romanones en aquellos largos y felices años de la década de los diez y los veinte. También tuvo aquel tío segundo mío que participar en el reparto de los bienes del Conde cuando este murió, y entre sus deudos y parientes se encontraban personajes tan curiosos como uno de sus hijos, el Marqués de Santo Floro, padre de Natalia Figueroa (la mujer del cantante Raphael, ¡qué cosas!)
_________________________________

A mediados de los setenta llegué a conocer a aquel tío segundo mío. Me causó sensación puesto que poco antes me fue contada esta historia que acabo de narrar. Vivía en una tranquila zona residencial del barrio de Salamanca, en Madrid, en un piso que no era muy grande pero que ofrecía amplios y agradables ventanales sobre una calle silenciosa y arbolada, la calle Río Jiloca creo recordar.

Se trataba ya entonces de un viejecito muy menudo, afable, extremadamente educado, sonriente y con ganas de conocer nuevos parientes como yo. Sabedor de mi ya temprana afición por la Historia en general y por las historias familiares en particular, me fue desgranando las aventuras y desventuras de determinados objetos de los muchos que adornaban las estancias. Sus fotos con el Conde de Romanones y con aquel Rey emigrado eran las justas, no había nada de ostentoso en aquel piso madrileño. Su mujer, tía carnal de mi padre, era un despliegue de sonrisas, amabilidades y cariños, y -con mejor cabeza que él entonces- solía tratarlo con una amorosa condescendencia.

Aquellos tíos segundos míos, en el verano de 1948, en una subida al Monte Igueldo en San Sebastián.

Recuerdo que me fijé especialmente en un reloj de repisa que parecía de oro, era precioso. Con su permiso lo cogí en mis manos y lo observé de cerca.

-¿Te gusta? -me preguntó mi tío.
-Sí, mucho -respondí.

Aquel tío segundo mío, tan cariñoso y risueño, se puso entonces algo melancólico, y cogiendo a su vez el reloj para mirarlo, sólo acertó a decir:

-Restos de antiguo esplendor.
___________________________________

Hoy escribo en el Diario CÓRDOBA un artículo sobre viajes, preferencias de destinos veraniegos, y en él me refiero muy sucintamente a aquel tío de mi padre. Puedes leerlo pinchando en el enlace siguiente, y una vez allí valorarlo, imprimirlo o reenviarlo si te gusta:

Veraneos ( Diario Córdoba - 31/07/2007 )

martes, 24 de julio de 2007

A los españoles les cuesta trabajo aprender idiomas

Hoy escribo en diario CÓRDOBA que a los españoles en general, y a la madera en particular, les cuesta aprender inglés, hasta el punto de no reconocer cuatro palabras seguidas, a no ser que se trate de algo tan socorrido como "I love you Hinojosa". Y eso siempre que lo veamos escrito, porque dicho "ai laviu Hinojosa" no se entendería nada. Bueno sí, lo de "Hinojosa" sí, que es la cuarta parte del mensaje, y eso para la LOGSE no sería un mal porcentaje, así que aprobados en idiomas.

Valóralo, imprímelo, reenvíalo si te gusta. O no hagas nada de eso después de leerlo si no te gusta, visitando el enlace siguiente:

A oxford ( Diario Córdoba - 24/07/2007 )

miércoles, 18 de julio de 2007

Guerra (in)Civil Española, 18-7-1936 a 1-4-1939

El 18 de julio de 1936 el general Francisco Franco se sublevó con el Ejército de África, en nombre de España y de la República, contra el orden constitucional entonces establecido. A su entender y al entender de otros militares y de buena parte de la sociedad (la mitad de España aproximadamente), el Gobierno legítimo estaba amparando y potenciando una situación de caos generalizado y de desgobierno bajo el imperio de fuerzas incontroladas que ensangrentaban el país con multitud de atentados diarios. La situación era tal que, en fechas anteriores al golpe, diputados de izquierda como Dolores Ibarruri “La Pasionaria” (Partido Comunista de España) habían amenazado de muerte a algunos diputados conservadores incluso en el transcurso de sesiones del propio Parlamento. Tal fue el caso de las amenazas vertidas contra el líder conservador monárquico del partido Renovación Española, José Calvo Sotelo, quien fue efectivamente asesinado por un grupo formado por Guardias de Asalto (la policía republicana) y por guardaespaldas de líderes socialistas. José Calvo Sotelo fue secuestrado en su casa ante su familia por dichas fuerzas, tiroteado y abandonado su cuerpo después.

La enciclopedia libre Wikipedia, al igual que historiadores y manuales, dice lo siguiente al respecto:

“En el turbulento periodo entre febrero y julio de 1936 (José Calvo Sotelo) protagonizó varios debates en las Cortes en los que solicitó al Gobierno que restableciese el orden público, señalando que en caso contrario tal tarea debería ser asumida por el Ejército. Tras fortísimos enfrentamientos parlamentarios, recibió amenazas de Dolores Ibárruri La Pasionaria (16 de junio), e indudablemente de Ángel Galarza (1 de julio). Fue asesinado por agentes de la Guardia de Asalto y pistoleros socialistas la madrugada del 13 de julio de 1936, presuntamente en venganza por el asesinato del teniente Castillo (filoizquierdista) unas horas antes. Su muerte precipitó la sublevación militar del 18 de julio de 1936 que inició la Guerra Civil Española”.

Es cierto que tal hecho no fue sino uno más en el marco de una situación enrarecida e insostenible, propiciada tanto por la izquierda más radical de los partidos que dirigían el gobierno del Frente Popular (entonces en el poder) como por fuerzas extremistas de derecha y por otras que se reivindicaban nacionalsindicalistas como la Falange Española. Todos, los unos y los otros, pueden ser los responsables de crear el caldo de cultivo que dio origen a la guerra civil de 1936-1939.
________________________________________________

RELATO:

Pocos días después de la sublevación militar, milicianos republicanos dependientes del Ayuntamiento se personaron en la finca del juez de paz de la localidad pidiendo verlo con la intención de trasladarlo ante el alcalde. El juez de paz no era hombre político aunque sí católico y, por lo tanto, sospechoso de simpatizante de la derecha o de los monárquicos. Además, su alto status social y profesional como abogado de la empresa más importante del pueblo, lo ponían en el punto de mira del Gobierno ante una situación tan enrarecida.

Los milicianos requisaron en la finca algunas armas de fuego antiguas de colección o adorno, pero antes de partir, el juez tuvo la precaución de echarse al bolsillo, en un descuido de sus captores, una pistola perfectamente operativa.

-Por si acaso –explicó luego a su familia.

Mientras esperaban a que el juez se adecentara, uno de los milicianos preguntó a una de las hijas de aquel, que estaba allí quietecita y asustada, que quién era la persona que se veía en un cuadro que colgaba en una de las paredes del salón.

-Es el Papa –contestó la niña.

El miliciano calló. Después reparó en otra fotografía al lado de la anterior, que correspondía a una tía monja de la pequeña, y sin pensárselo dos veces le espetó a la criatura sin ánimo de burla, sino sólo por desconocimiento:

-¿Y esta quién es, la Mama?

Otro miliciano, que era vecino de un pueblo vecino, encontró, mientras revolvía la casa, unos prismáticos nuevos, magníficos y potentes.

-Esto nos puede servir –dijo a sus compañeros señalando el preciado objeto mientras lo metía en su zurrón.

Poco después el coche partió con los milicianos y su presa hacia el Ayuntamiento.

Al llegar al pueblo, el juez pidió que le llevaran un momento a casa de unos familiares, ya que tenía que darles una razón. Quizás pensaba darles instrucciones sobre qué hacer con su familia en caso de que ocurriera lo peor. Los milicianos, con toda amabilidad, así lo hicieron. Nada más verlo entrar por la puerta escoltado de aquella manera, una pariente del juez le dijo, casi le gritó, quebrándosele la voz:

-Pero, X..., ¿ya te llevan?
-Pero ¿qué me van a llevar ni llevar? Que estás tonta. Sólo estoy acompañando a estos señores –contestó el juez para tranquilizarla.

Más tarde, el juez era entregado al alcalde, que se encontraba en su despacho rodeado de su particular guardia pretoriana.

El alcalde había demostrado en los años de su mandato ser una persona templada, inteligente, ecuánime y nada extremista. Se recordaba en el pueblo que poco después del advenimiento de la República, en 1931, había salvado en persona el convento de las monjas interponiéndose entre dicho edificio y la multitud, que pretendía asaltarlo porque decían que en él se escondían unos monjes de otro pueblo.

-¡Si queréis entrar ahí vais a tener que pasar por encima de mí! –vociferó frente a los exaltados sitiadores-. ¡Voy a entrar yo solo en el convento a buscar a esos curas, esperadme aquí!

Al cabo de un rato haciendo como que inspeccionaba el lugar, cuando en realidad sólo estaba dejando pasar el tiempo -según atestiguaron las monjas después de la guerra-, el alcalde salió, se subió a la verja del jardín exterior del convento y gritó:

-¡Aquí no hay nadie que estemos buscando, así que todo el mundo a casa, que ya no veis nada más que fantasmas donde no los hay!

Aunque remoloneando, la multitud obedeció a su alcalde. Aquel sujeto era un tío con personalidad, de aquellos que –como se decía en la época- se vestía por los pies.

Poco después las monjas invitaron al alcalde a merendar con ellas, agradecidas por su actuación. El alcalde les escribió una carta muy atenta y cariñosa en la que se excusaba diciendo que dicha visita sería malinterpretada por los enemigos de las religiosas y por sus propios enemigos, por lo que no podía aceptar la invitación

El alcalde miró al juez de paz de arriba abajo y le dijo:

-Pero hombre, don X..., ¿dónde se mete usted con la que está cayendo? Le andamos buscando hace unos días.

Y en seguida añadió con tono sincero y amable señalando a los milicianos:

-¿Y estos, se han portado bien?

-Muy bien –contestó el juez mucho más tranquilo-. Usted sabe, don Z..., que estoy de vacaciones en mi casa de campo con la familia, ¿dónde iba a estar en estos días de verano? Me he enterado por la radio de lo que pasa y luego estos jóvenes me han estado contando lo que saben.

-Ea, ea, pues nada, don X..., váyase tranquilo que estos le van a volver a llevar de vuelta a su casa, y no se me pierda de vista por si le necesito.

Los dos hombres se despidieron con un apretón de manos, y una vez que el juez salió del despacho el alcalde se quedó pensativo y preocupado mirando por el amplio ventanal que daba a la calle.

Uno de aquellos milicianos, cuando llegó a su casa en el pueblo vecino, no perdió ni un momento en llamar a su mujer y a sus hijos.

-Mirad, mirad lo que os he traído –les dijo mostrándoles los prismáticos del juez.

Uno de los chiquillos atrapó el objeto y salió corriendo para enseñárselo a sus amigos. Era obvio que aquel pícaro miliciano nunca pensó en entregar a su unidad los prismáticos requisados.

-Los chiquillos de la calle se arremolinaron alrededor del hijo del miliciano. Una niña de unos diez años, más despierta que los demás, se lo arrebató de las manos y estuvo mirando largo rato con ellos apuntando aquí y allá, al viejo y hermoso castillo árabe que dominaba el pueblo, a la torre de la iglesia que sobresalía por los tejados, a los campos de labor que amarilleaban a lo lejos...

Y pasó la guerra, y la ganaron quienes la ganaron y la perdieron los que la perdieron. El juez de paz se libró de intervenir en la represión gracias a que los juicios sumarísimos corrieron a cargo de militares o de jueces de carrera nombrados al efecto. Sólo en contadas ocasiones, como recordaba un viejo sindicalista muchos años después, tuvo que recibir en su despacho la visita de algún significado republicano que buscaba entregarse antes de que alguien lo denunciara falsamente, por envidia o venganza.

-Don X..., que venía a ponerme a su disposición porque yo estaba en el otro bando.
-Pero tú no tienes las manos manchadas de sangre, ¿verdad? –inquiría el juez cada vez que se le repetía la situación.
-No, don X..., de verdad, sólo estuve en la otra zona haciendo lo que me mandaban.

Y el juez, una y otra vez, les repetía la misma frase sin más averiguaciones:

-Venga, venga, vete a tu casa que buena falta le vas a hacer ahora a tu familia.

Otros cuentan que, sin ser un héroe, el juez se la jugó un poquito en la postguerra. Era costumbre colgar un cuadro de vírgenes o santos en las puertas de las casas de los que habían sido de izquierdas con el fin de que la vergüenza cayera sobre toda la familia. El juez más de una vez ordenó la retirada de aquellos cuadros diciendo:

-Me vais a ir a casa de fulano y le quitáis el cuadro que le han puesto los vecinos. Sin rechistar.
-Pero, don X...
-Nada, nada, a obedecer. Si los padres han sido capaz de hacernos lo que han hecho, qué serán capaces de hacernos los hijos si continúan estas humillaciones –solía decir como argumento, intentando convencer con razonamientos peregrinos a aquella gente exaltada y con ansias de revancha.
_____________________________________

Al correr de los años -casualidades de la vida-, aquella niña espabilada que observó con tanto desparpajo por los prismáticos del juez las más bellas atalayas de su pueblo conoció, en una de sus visitas al pueblo vecino, al hijo mayor del juez, se enamoraron y se casaron. Yo soy el cuarto hijo de ese matrimonio. Sólo mucho después, contándose el uno al otro los episodios que habían vivido durante la guerra, cayeron en la cuenta de que aquellos prismáticos habían sido quizás un adelanto que les tenía preparado el destino para encontrase un día y formar un hogar.
Mi abuelo, el juez, vivió apaciblemente en el pueblo siendo respetado y querido por todos, vencedores y vencidos. Murió en el mes de julio de 1969 coincidiendo con la llegada del hombre a la luna.
Las monjas del convento fueron condecoradas por los vencedores, al acabar la guerra, con la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo por su valor y abnegación en el hospital de sangre del pueblo (hospital de guerra), en el que se atendió a unos y a otros sin distinción.
El alcalde sobrevivió a la guerra. Con la llegada de la paz sufrió la represión con algunos años de cárcel pero conservó la vida gracias al testimonio de las monjas y frailes y de otros muchos a los que había salvado con su actitud valiente. Aquel alcalde era el tío abuelo del mejor amigo que he tenido nunca en esta vida. Tampoco nosotros supimos nada de aquellos episodios hasta mucho después. Y, creedme, se me están saltando las lágrimas al recordar y escribir en este momento todo esto.
Por fortuna, nadie de ninguna rama de mi familia (y esto sí que fue raro y una verdadera suerte) murió en aquella guerra terrible. Tengo la fortuna de no saber lo que es el rencor por este motivo.
¡Malditas guerras, todas las guerras, incluso a las que en algún momento se les pueda haber concedido alguna justificación (y no hablo de aquel enfrentamiento)! Al final todos pierden. Al final el amor y la amistad mueren en ellas como palomas que intentaran atravesar un incendio.
Afortunadamente, algunos podemos contar historias como esta con el fin de que puedan servir de reconciliación y esperanza.

Perdonad por este post tan largo.

Lempira sube el blog a las nubes

El blog está disparado desde hace una semana.

Entre las imágenes del desfile francés y, sobre todo, el artículo sobre el cacique hondureño y héroe nacional Lempira, ayer mismo se recibieron unas 200 visitas y hoy a las 10:21 horas ya iba por las 91, ¡todo un récord!

Además, por primera vez, mi contador estadístico registra el hecho de que las visitas desde España ya no son mayoría (la proporción ha bajado hasta el 45%) y han subido de forma espectacular las procedentes desde Centroamérica, fundamentalmente dese Honduras y Guatamela, que buscan información sobre el citado Lempira.

Gracias a todos esos visitantes por su interés.

martes, 17 de julio de 2007

De desfiles y patriotismos

Un cierto gusto por los desfiles, las tradiciones y lo que muchos consideran un rancio patriotismo. Pero que nunca está de más.
Te invito a leer mi artículo de hoy en

Desfile ( Diario Córdoba - 17/07/2007 )

________________________________________

Y aquí os dejo una imagen de alguien que, entre el público, asistió al desfile del 14 de julio en París. No sé quién es, pero tiene el honor de poseer las tres medallas más importantes de Francia:

-La Orden de la Legión de Honor, la más importante, con su característico crespón rojo.
-La Orden Nacional del Mérito, en azul.
-La Orden de las Palmas Académicas, en violeta (llamada también la Legión Violeta). Esta es la más antigua que pervive hoy en Francia (creada por Napoleón) y por ello se le reconoce cierta preeminencia. Por cierto, que me suena bastante.

lunes, 16 de julio de 2007

Fête Nationale du 14 juillet 2007: le défilé militaire sur les Champs Élysées à Paris

Una auténtica gozada haber podido presenciar, aunque sea por televisión, el desfile militar en conmemoración de la Fiesta Nacional francesa del 14 de julio.

Un presidente que lo es y lo parece, que se le ve disfrutar con su trabajo de representar, sin complejos, a una gran nación: estoy hablando de Nicolas Sarkozy, presidente de la República Francesa.

Un pueblo compuesto de jóvenes y mayores vitoreando a sus Fuerzas Armadas y a su bandera sin complejos. Y cantando su hermosísimo himno nacional.

Un país que tiene futuro, con este presidente aún más, porque cree en sí mismo y no se acompleja de su Historia, de sus éxitos y fracasos, y menos aún de su presente.

(¿Por qué estaré repitiendo tantas veces "complejos"? ¿Será porque creo que España es un país acomplejado, con un presidente acomplejado y con un pueblo mayoritariamente acomplejados de su Historia, avergonzados de su bandera y que por no tener no tiene ni un himno que podamos cantar todos juntos (al menos en español)?

Disfrutad de estos cortes que duran de media entre 3 y 5 minutos. Los grabé de la TV5 francesa en directo. Además, como música de entrada a la bitácora suena El Canto de los Partisanos, en la voz de Léo Ferré, en honor y recuerdo a las fuerzas de la Resistencia que se opusieron con valor, tenecidad y muchísimo riesgo a la invasión hitleriana de Francia.

P.D.: A petición de un soldado del destacamento de Estonia que participó en el desfile, repito (un poco más amplio) el corte número 5 recoge el paso de los militares de ese país, con una poquita mejor calidad que el resto para que se vea bien. La solicitud me vino porque dicho soldado había visto estos cortes en YouTube y tuvo la gentileza de escribirme.

P.D.: Hace unos momentos también he recibido en el correo de YouTube otra petición. Así que incorporaré dentro de unas horas otro corte (el número 6) para que "Zuglensois" pueda ver a su hermano desfilando con el 68º Regimiento de Artillería de África (uniforme beige y cinturón y foulard rojos).

P.D.: Mañana martes dedico un artículo a este tema en Diario CÓRDOBA, cuya referencia y enlace pondré aquí oportunamente como cada martes.

Ha sido un placer, y si me llegan más peticiones las iré incorporando, tanto en esta bitácora como en la que tengo en lengua francesa que puede verse pinchando aquí.


Corte número 1:



Corte número 2:



Corte número 3:



Corte número 4:



Corte número 5 (dedicado a España... y Estonia):



Corte número 6 (desfile del 68º Regimiento de Artillería de África):

jueves, 12 de julio de 2007

Documento de Federico García Lorca

Mi compañero Manuel me facilita el siguiente documento, que me ha emocionado nada más verlo.

El 28 de agosto de 1908, Federico García Lorca, con diez años de edad, escribía la instancia siguiente:



La transcripción del texto es la siguiente:
"Ilmo. Sr. Director del Instituto Grâl y Técnico de Almería.

Federico García Lorca, natural de Fuente Vaqueros (Granada) vecino de Almería y de diez años de edad, con la consideración y respeto debido á V.S. expone: Que desea ser admitido á examen de ingreso en los que se han de verificar en el proximo septiembre en ese Establecimiento de su digna dirección, para el estudio del bachillerato, por lo cual
A V.S. : suplica se digne admitirlo, previo pago de los derechos correspondientes.

Dios guarde á V.S. muchos años
Almería 28 de agosto de 1908

Federico García Lorca"


Y en la parte posterior de dicha instancia se puede encontrar el examen de ingreso que se le realizó: un dictado y una división con su correspondiente prueba.




El texto del dictado dice así:

"Aquellos que allí vienen son los que traen el cuerpo de Crisóstomo, y el pié de aquella montaña es el lugar donde el mandó que lo enterrasen"

Almería 21 de Septiembre de 1908

(Se trata de un fragmento de "El Quijote").

P.D.: Se aprecia alguna falta de ortografía en los textos, consistente en el olvido de ciertas tildes. Sin embargo, en aquella época sí se acentuaba la preposición "á" y monosílabos como "pié" (o "fué") y así lo hace correctamente el alumno García Lorca.