jueves, 31 de mayo de 2007

("...caricatura a cien francos...")

SON LAS CINCO DE LA MAÑANA,

PARÍS SE DESPIERTA


Hay un templo blanco, tan blanco,
que es más blanco cada día.
A su alrededor hay ritos
de acordeón y turistas;
caricatura a 100 francos
con algo de regateo
y cuadros impresionistas
pintados antes de ayer.

Pero es sobre todo Montmartre
el reino de un tal Jean Piero,
organillero impasible,
chansonnier de escalinatas.
Canta y sueña en su organillo
que a las cinco cada día
su París se despereza.
Pero no hay quien lo crea,
quizás en los años cincuenta
aquel París se durmiera
en resacas memorables.
Edith Piaff, Jean-Paul Sartre
podrían atestiguarlo.

Entonces sí, mas no ahora.
Ahora París ya no duerme
ni a las cinco se despierta.
Pero en la voz y en el rito
Jean Piero no se equivoca.

(c) A.D.-V.C., 2006

martes, 29 de mayo de 2007

Nueva novela de Alejandro López Andrada

ENTREVISTA AL ESCRITOR
Alejandro L. Andrada: "Mi nueva novela posee un trasfondo social y un compromiso ético"

29/05/2007 ANTONIO RODRIGUEZ
(Diario CÓRDOBA)

Lugar de nacimiento: Villanueva del Duque, 1957. Trayectoria: Autor de más de una docena de libros de poesía, narrativa y ensayo, ha ganado numerosos galardones, como el `Ciudad de Cáceres´, `Fray Luis de Granada´ o `José Hierro´.

Acaba de ver la luz en estas fechas la nueva novela del escritor cordobés Alejandro López Andrada, El libro de las Aguas . La novela ha visto la luz en la Editorial Algaida. Al mismo tiempo, en estos días, también acaba de ver la luz otro libro suyo, La tierra en sombra , un poemario que obtuvo recientemente el Premio "Fray Luis de León".

-- Después de transcurrir casi dos años sin salir ningún libro suyo a la luz, ahora, aparecen dos títulos juntos, ¿no se estorbará uno al otro en los estantes de las librerías?
-- No creo que esto ocurra, ya que uno es novela y el otro es poesía. Normalmente los lectores de poesía y los de novela son públicos diferentes y muy pocas veces suelen coincidir.

-- Llevaba mucho tiempo sin publicar novela; su último libro, ´Los años de la niebla´ era un ensayo narrativo que aparecía enmarcado en el territorio de los Pedroches, ¿utiliza el mismo ámbito geográfico para centrar el argumento de su nueva novela?
-- Casi toda mi obra literaria está ambientada en un marco geográfico que, de alguna manera, coincide con mi tierra natal. En El libro de las Aguas aparece, como en otros libros míos, la naturaleza paisajística de mi entorno, pero con algunas variantes, ya que en este libro el paisaje es más onírico e irreal y no se fija en ningún lugar concreto.

-- El argumento de su nueva novela se centra en un personaje que debe cambiar de identidad para sobrevivir en una época difícil de nuestra historia, la posguerra; en este sentido, ¿cuánto tiene su libro de político o de social?
-- No me interesa nada hacer literatura política o panfletaria. Lo que verdaderamente me importa es hacer Literatura y, quizá por eso, cuido tanto la forma estética y el lenguaje de mis libros. Por otro lado, claro está, en esta novela como en otros libros míos ("El viento derruido" sin ir más lejos) aparece un trasfondo social y un compromiso ético con la realidad. Pero, como digo, eso es algo secundario.

-- Acaba de ver la luz su nuevo poemario ´La tierra en sombra´, ¿existe algún paralelismo estético entre este poemario y su novela?
-- La verdad es que ambos libros tienen poco que ver entre sí. La poesía es un mundo distinto al de la novela, aunque en este nuevo poemario aparecen, curiosamente, temas sociales como el de la memoria que se cuela de rondón en El libro de las Aguas .

-- Se ha dicho que es usted dueño de un mundo literario mágico, distinto y original, ¿está de acuerdo con eso?
-- A mí me interesa escribir del espacio geográfico en el que vivo: los territorios cercanos a mi pueblo natal. Villanueva del Duque es para mí todo lo que soy. Quizá si no hubiese nacido en este pueblo no sería escritor.

-- ¿Cuáles son sus planes literarios inmediatos?
-- Después de llevar más de un año sin escribir poesía, tras la salida a la luz de La tierra en sombra , una experiencia familiar muy íntima, me ha movido a escribir nuevos poemas. La poesía, sin esperarlo, ha vuelto a buscarme. Por otro lado, acabé hace unos meses El óxido del cielo , un ensayo que cierra la trilogía sobre "la desaparición del mundo rural".

Alejandro L. Andrada: "Mi nueva novela posee un trasfondo social y un compromiso ético" ( Diario Córdoba - 29/05/2007 )

viernes, 11 de mayo de 2007

Canto por un hombre bueno

Canto para un hombre bueno. Se llamaba Pedro Cabrera y era mi tío.
Descanse en Paz.

Suena "El Cant dels Ocells" (El Canto de los Pájaros), de Pau Casals, interpretado por el Orfeón Donostiarra.





TÍO PEDRO

El miércoles 9 le hemos dicho adiós a otro hombre bueno. Un hombre que era bueno porque se ha contado por cientos la cantidad de amigos y conocidos que han querido unirse a su familia para despedirse de él. Era mi tío Pedro. Con él no sólo se va una tradición empresarial familiar muy arraigada en el Valle del Guadiato y que ha ocupado a dos generaciones en, sino que nos ha dejado también un hombre natural y sencillo.

Mi tío Pedro amaba el campo, la naturaleza, los ríos, el frío del invierno y los aires de la primavera, los montes que tanto le gustaba pasear y patear en busca de sus tesoros ocultos; y por eso ahora sus cenizas reposan para siempre en los campos que tanto adoró y en las aguas del río que tantas veces le vio pasar.

Cuando el verano termine y sea tiempo de setas, ¿quién recogerá las mejores para repartirlas con familiares y amigos? Cuando el frío anuncie temporada de animales y arte venatoria, ¿quién irá a admirar la fuerza y el instinto de nuestros agrestes compañeros irracionales entre peñas y quebradas?

Sé que su ausencia será de esas que sinceramente costará llenar, que su familia, mi familia, le echará de menos siempre, como esos amigos que lo han sentido en su corazón tanto como nostros: Paco y Pili, Guillermo y Engracia, Pepe y Mari Carmen, Manolo y Julia, Ginés y Fátima, Sigi y Porfi, y tantos otros de varias generaciones.

Un beso, tío Pedro.