jueves, 4 de agosto de 2011

Sobre la Semana Negra

Qué aburrido es escuchar una y mil veces el discursito de la adscripción política de la cultura, la cultura considerada como una manifestación únicamente perteneciente al ámbito de la izquierda, o como una excrecencia inexplicable de la derecha.
Este es el error en el que han debido caer las nuevas autoridades políticas y universitarias de Gijón, de derechas, con su actitud de poner palitos en las ruedas de la Semana Negra de este año.
Pero se equivocan. La cultura no es de izquierdas, porque tampoco es de derechas. Tampoco la calidad cultural depende de que la balanza se incline a un lado o a otro. La cultura, como el sexo, es una manifestación humana, humana en sentido amplio, no únicamente política, y por ello admite todas las tendencias, las subtendencias y hasta las tendencias mixtas, en una espiral que nunca agotaría un estudio científico.
Así como las autoridades se equivocan, también se equivocan quienes, desde la organización o la participación, adjudican a la derecha una actitud anti Semana Negra. Oponerse a esta manifestación de primer orden no es característico de la derecha, es sencillamente una burrada. Conocemos en muchos pueblos y ciudades cómo se ataca a algunos eventos culturales precisamente con el argumento contrario, por ser considerados de derechas, allí donde gobierna el socialismo o el comunismo;  y eso es otra burrada.
Qué cansancio seguir oyendo los mismos argumentos y las mismas gansadas de la guerra fría, del guerracivilismo. Da igual que el organizador de la Semana Negra parta peras con el PSOE, o que algunos autores lo hagan con el PP (muchos lo ocultan , no está bien visto ni es políticamente correcto, es entendible). La Semana Negra, para los que la seguimos en la distancia y nos encanta, no es un fenómeno de izquierdas como dice Sabina y por eso escuece, escuece porque quienes tiene enfrente son burros, igual de burros, repito, que los izquierdistas que se oponen a otras cosas, en otros lugares, por vicevérsicos motivos. La Semana Negra es un evento literario-festivo de primer orden que es capaz de reunir varios días a gente interesante y a autores de primero, segundo y hasta de tercer orden, del género negro. Un momento y una oportunidad donde aprender todos de todos, de ver y dejarse ver, de querer y dejarse querer, como la Ópera o los toros.