martes, 26 de junio de 2012

Bretón

Te escribo, Bretón, como quien pide a voces y llorando el imposible del más vehemente de los deseos. Sé que no has sido juzgado y conozco tu versión, todas las versiones, así como que el juez ve indicios incuestionables donde aún no hay pruebas incontestables. Por eso, y porque al menos los indicios te señalan, quería acercarte algunas reflexiones de esas que surgen en un corazón y que no deben morir sin ser compartidas, en este caso con el tuyo. Me gustaría que supieras que no nos pertenecemos, ni siquiera a nosotros mismos. No pienses que tus hijos pertenecen a Ruth, ni a ti, ni a nadie; se pertenecen a sí mismos y por ello sus voces claman por que les dejen ser ellos para proporcionar alegría, tristezas, placeres, desasosiegos y satisfacción a todos aquéllos que se cruzarán en sus vidas, y la satisfacción primera y última de ellos y nuestra es precisamente esa, la de estar en este mundo. No, no nos pertenecemos. Eso lo habrás comprobado en tus misiones de paz, ahora que el Ejército --y tú con él-- has llevado consuelo y seguridad a otros niños, a otras personas que lo necesitaban. No, Bretón, no nos pertenecemos, somos un templo, un envoltorio de vida y, como tal, de una muerte a la que tenemos derecho cuando el ciclo de nuestras células diga basta, no antes. No nos pertenecemos, tú tampoco, y por eso debes saber, tienes que saber que, aunque te priven de libertad, no pertenecerás a la justicia ni a las leyes, la libertad seguirá dentro de ti en tu pensamiento. Ellos tienen que volver ya. Si está en tu mano, pon ya fin a esto, Ruth y José tienen la edad de mis hijos. Te lo pedimos todos. Acabemos ya.
Bretón ( Diario Córdoba - 26/06/2012 )

miércoles, 20 de junio de 2012

Barrio Sésamo

Ahora que hay nuevo director en la TV pública no estaría mal rescatar viejas series infantiles que tanto bien hicieron. Por ejemplo, aquella deBarrio Sésamo , donde enseñaban la diferencia entre arriba y abajo. Con una ligera puesta al día, ahora podría ilustrarnos en la diferencia entre rescate soberano y línea de crédito a bancos en apuros. Hace dos sábados me ponían delante de los ojos, con aviesa intención, titulares internacionales para hacerme creer lo del rescate-país, y yo, que hablo idiomas (hasta latín con acento de laBaetica ) sólo veía allí rescates limitados a bancos. Tras leer el comunicado del eurogrupo la cosa estaba aún más clara. Pero hete aquí que ayer, en Los Cabos, aquel paradisíaco lugar mexicano donde viviera mi paisano y amigo Enrique León, legionario en la batalla de Diên-Biên-Phú, ya todo está del revés. Estos economistas y políticos europeos hoy te dicen arriba y mañana abajo, y su firma vale menos que la de la Junta en el convenio del chare de Peñarroya. Mucho Barrio Sésamo , ya digo, sobre todo a aquéllos que en 2008 creían que éramos la repera cuando no llegábamos ni a la rehostia, que hostias es lo que nos vienen dando hace meses. El diablo de los números ha aparecido y se ha ido a tomar posesión del Vaticano --lo cual es una redundancia-- mientras Dios opta por refugiarse en las parroquias, que es donde debe estar y en donde se encuentra bien. Mientras, esta tierra de María Santísima sigue con su pulso al Maligno transmutado en Zeus queriéndose beneficiar de nuevo a Europa. A ver quién le dobla la muñeca a quién.
Barrio Sésamo ( Diario Córdoba - 20/06/2012 )

martes, 5 de junio de 2012

Semana caribeña

Reconozco que en lo de la semana caribeña yo no estaba al tanto. Eso de que algunos altos cargos, como en el CGPJ, se van el jueves de finde y vuelven el martes es, no cabe duda, una gran conquista social cuya generalización los sindicatos deberían reclamar. En mis tiempos de alumno en el Colegio Francés de la Presentación de María hacíamos semana francesa, o sea la normal aunque en vez de descansar el sábado lo hacíamos el jueves (los franceses, tan racionalistas siempre) y luego se impuso la inglesa con su famoso week end ; pero esto de la semana caribeña es nuevo, para los parados y para los que tenemos una nómina, o media, ya no sé. Las semanas caribeñas son beneficio de la casta de los parias, pero no se equivoquen, en la India paria se les llama los intocables, y estas élites nuestras son auténticos intocables que lo mismo gobiernan con el trasero, que te quiebran un banco, o varios, y encima se llevan una pensión de las mil y una noches. Hay otros intocables también ahí fuera, en el mundo hasta ayer serio, periodistas de lujo del Financial Times, Der Spiegel y Wall Street Journal , que se inventan los rescates a España y no les pasa nada, o el presidente del BCE, que niega ayudas a nuestra banca cuando hace meses se las prestó a la de Italia, su país, y, ya se sabe, la tierra tira mucho y la mia mamma es la mia mamma . Y, conclusión, nunca pasa nada. Estas élites de parias intocables le dan a una tecla sosteniendo una hamburguesa o una cuña de pizza envuelta en un informe que se mancha de grasa y te lían la vida en un segundo. Y luego, de semana caribeña.
SEMANA CARIBEÑA ( Diario Córdoba - 05/06/2012 )