martes, 17 de diciembre de 2013

Romance de Artur Mas




Desde el Delta hasta la Seu,
del Maresme al Ampurdán,
flabioles y tamborines,
barretinas, fideuás
estridentan sus acordes,
anuncian lo que vendrá:
una marea de vientos,
un ventarrón medieval,
la calamitat entera,
un despiporre brutal.


Baixant de la font del gat

una noia, una noia.
Baixant de la font del gat
una noia i Artur Mas.


Gentes de seny i negoci,

payeses de buen pasar
no dan crédito a sus ojos,
ya no saben qué pensar.
Que se ha vuelto loco el mundo
y tontos se han vuelto ya
los barandas de Sant Jaume
on la Generalitat.
Del "Espanya nos atraca"
al "adéu" quieren pasar,
del "nunca nos comprendieron"
al "que os den morcilla ya",
o mejor la butifarra
roja del Valle de Arán.
Se cargaron a los toros
y no dejaron rodar
la serie de la Isabel,
reina al país castellà.
Cada día un despropósito,
cada minuto otro más
como Artur el president,
que también se llama Mas.
Del práctico Tarradellas
pasan a Francesc Macià
y altares y sahumerios
consagran a Lluis Companys,
que en esto del nacionalismo
mejor mirando p'atrás.


Baixant de la font del gat

una noia, una noia.
Baixant de la font del gat
una noia i Artur Mas.


Qué pena a partir de ahora

aranceles que pagar
cuando por las navidades
queramos beber champán.
Ni el Cola-Cao nos dejan,
que el negro habla catalán,
recuerden aquel negrito
del Africa tropical.
Y que nunca olvide España
que el sarampión pasará
cuando al burgués cataláunico
den más pelas que le dan.
Todo será en vano
pues más cosas pedirán:
la Franja, las Baleares
y hasta el País Valencià.


Baixant de la font del gat

una noia, una noia.
Baixant de la font del gat
una noia i Artur Mas.


Romance de Artur Mas ( Diario Córdoba - 17/12/2013 )

martes, 10 de diciembre de 2013

Anguita

Los que sufrieron de verdad a Lenin o a sus secuelas lo derriban de su pedestal en Ucrania mientras pegan fuego a las calles de Kiev clamando por Europa. Es como cuando detrás del telón les llegaban los anuncios de coches, detergentes y cigarrillos americanos y se creían que era eso la libertad. Pero ahora llega Anguita y nos dice en todas las televisiones, en las basurientas y en las otras, si es que ya no lo son todas, con su voz apagada y débil de corazón partío, que tampoco Europa es ni era esto de ahora. A Anguita, como a Suárez, lo queríamos todos pero no le votábamos mucho: la hojarasca de sus planteamientos más sinceros e irrenunciables nos impedían ver el bosque de sus proclamas más sensatas. Anguita sigue señalando a la luna de cómo ha de ser el euro y Europa, la tercera república, la economía post capitalista que anuncia su último estertor suicida y desquiciado en forma del nuevo bitcoin que hará saltar todo en pedazos, pero los suyos y los ajenos se quedan mirando al dedo de la tricolor, del puterío borbónico y del Estado del bienestar gratuito a cargo del erario público, ese que no es de nadie. La punta de su barba califal señala los cuernos de la luna mientras aquí rezamos la oración del satélite --salat-ul-laila -- en vez de darnos cuenta de que la luna se acerca como en las películas malas de ciencia-ficción y nos vamos a pegar una leche. Anguita, menos Dios que antes por mor de más abuelo cebolleta que sabe más por malo/bueno que por comunista, recorre los platós hablando de su libro, como Umbral. Y el libro de Anguita no será el Capital de Marx, pero emana la sensatez del Quijote.

Anguita ( Diario Córdoba - 10/12/2013 )

martes, 3 de diciembre de 2013

Sirgas y concertinas

En este país hipocritón más preocupado por el qué dirán que por el qué tenemos que decir, somos maestros en el arte del eufemismo, ese equilibrismo consistente en ocultar un tabú bajo la cremosa apariencia de lo políticamente correcto. El último eufemismo es el de las concertinas. Me voy al diccionario y pone que una concertina es un instrumento musical de la familia de los acordeones muy usado en las fiestas populares; como ya no me fío ni del diccionario, consulto a san Google y ahí aparece la imagen del alambre que ya no es de espino sino que incorpora pequeñas cuchillas afiladas y cortantes con rebajes diseñados con muy mala leche para que la víctima no pueda escapar y quede bien enganchada, más o menos el mismo sistema que se usa en los anzuelos de pesca. Quizás le llamen concertinas por el especial sonido que emite el inmigrante ilegal cuando queda atrapado, una especie de mugido inmenso, como el que se escapa de los acordeones que caen desmadejados desde una silla al suelo. Sí, un berrido que se mete en el sentido como los que escupía por sus orificios el toro de Falaris en la Grecia clásica. Recuerdo a aquella raspa de ministra, Fernández de la Vega, que cuando Zapatero también mandó ponerlas, las concertinas, las llamaba "sirgas tridimensionales", y el término sirga, curiosamente, también es explicado en el diccionario como cierta técnica marinera y de pesca, está claro que se equivocan quienes dicen que a los inmigrantes hay que cazarlos. No, los ilegales se pescan. Con sirgas o con concertinas anzueleras.

Sirgas y concertinas ( Diario Córdoba - 03/12/2013 )

martes, 26 de noviembre de 2013

La cabina

¿Qué pasa por la mente de un mandatario, o por la de un heredero de mandatario, o por la de un futuro mandatario, o por la del proyecto de mandatario mejor formado de la Historia de España, o de lo que sea que sea el Príncipe de Asturias, mientras está encerrado siete horas en un avión sin despegar? Más o menos ese tiempo habría durado su viaje a Brasil, y se lo pasó ayer dentro del aeroplano --como decían los abuelos-- solo, a excepción de la tripulación que estaría a lo suyo en la cabina mientras los técnicos de pista intentaban arreglar lo del alerón.
Siete horas pensando, quizás, en cómo iba a defender nuestro hacer empresarial si su avión no era capaz de arreglarse. En 1973 Antonio Mercero dirigió el mediometraje televisivo La cabina , donde un angustiado José Luis López Vázquez permanecía encerrado en una cabina telefónica de las de antes.
En el postfranquismo aquello fue interpretado como la agonía del hombre sometido a la falta de libertad, pero es que entonces cualquier cosa se relacionaba con lo único, o a lo mejor es que eso era lo que significaba aquello, cualquiera sabe.
Don Felipe, encerrado en su cabina, siete horas leyendo, llamando, dando paseos, preguntando cómo va eso, salimos o no salimos, vaya por Dios, Don Felipe, la avería tiene dos trayectorias, pues entonces ustedes abran y hagan lo que tengan que hacer que lo demás está en sus manos, como Paquirri en Pozoblanco. Siete horas pensando en las ataduras que las circunstancias imponen a la libertad. Igualito que en el país.
La cabina ( Diario Córdoba - 26/11/2013 )

martes, 19 de noviembre de 2013

Eurocaraduras

Las redes sociales están que echan chispas desde que el europarlamentario holandés Daniël van der Stoep, miembro de la Comisión de Desarrollo del Parlamento, así como de la Subcomisión de Derechos Humanos y de la Delegación para las relaciones con Sudáfrica, ha denunciado mediante una vídeo entrevista el derroche que supone la susodicha cámara. Los datos son apabullantes, indignantes, sobrepasan todo lo imaginable e incluso lo que ya sabíamos a media voz. El moderno, inmenso y caro de mantener edificio situado en Estrasburgo sólo se utiliza cinco veces al mes, permaneciendo absolutamente cerrado los otros 25 días. Aun así, los afortunados políticos que por allí pululan disponen de coches de gama súper alta incluso para el ocio. En cuanto a su sueldo medio, asciende a 6.200 euros netos mensuales, más 4.200 para gastos generales sin necesidad de justificación, más 21.000 para contratar a personal de apoyo; para los desplazamientos, el kilómetro se les paga a 0´49 euros (la media en España está en 0´14), más un plus de más de un euro por cada kilómetro que se viaja y tiempo que se está en el coche; sin contar otros 300 por cada día que acuden al Parlamento; y los jueves terminan su trabajo hasta el lunes. La pensión que les queda a los angelitos es lo peor, porque sólo les corresponden 1.250 euros mensuales al cumplir los 63 años, eso sí, por sólo 5 años de cotización. La cosa no acaba aquí, los bufets, desayunos y almuerzos llevan champán y vino de grandes marcas. ¿Gratis?, no, lo que cuesta todo ese derroche lo pagamos usted y yo. Mi voto no va a mandar más caraduras a Europa.

Eurocaraduras ( Diario Córdoba - 19/11/2013 )

martes, 12 de noviembre de 2013

Víctimas

Nacen en casas difíciles, desestructuradas, en familias con una alta exigencia de supervivencia, sin un futuro claro. Pero no en chabolas de la periferia sino en palacios; sus actividades profesionales, si las tienen, muchas veces mezclan el ocio con el negocio. Son los herederos en segunda o tercera línea de algunas casas reales, a veces también en primera. Por ejemplo, Carlos de Inglaterra, sucesor de Isabel II en lapole position , término ecuestre (y ahora también automovilístico) que tan bien le cuadra (la cuadra también le cuadra), a punto de alcanzar la edad de jubilación de los mortales y aún no ha causado alta en su trabajo, y nada debe de haber tan frustrante, digo, yo; toda la vida dizque preparándose. Y no es que el hombre no haya currado, conocidos son sus sesudos informes ecologistas, arquitectónicos y urbanísticos, pero- lo formaron para reinar, y veremos a ver si sólo queda de rey de la baraja. Su bisabuelo Alberto (Eduardo VII) también esperó lo suyo el óbito de la reina Victoria, mientras tanto no perdió el tiempo como cliente asiduo de Le Chabanais, prostíbulo parisino donde había instalado una bañera labrada con las armas reales y una silla para sus lances eróticos. Y ahora viene Froilán, que también viene apuntando maneras, y aunque no esté en primera línea de salida, ya a sus quince años anima las sesiones light del Joy Eslava, todo un portento. Lo dicho, pobres víctimas de un nacimiento en casas difíciles, en familias desestructuradas con una alta exigencia de supervivencia, sin futuro claro. Mecachis en dena , que diría el filósofo, lo que hay que aguantar.

Victimas ( Diario Córdoba - 12/11/2013 )

viernes, 8 de noviembre de 2013

Un otoño de novela

Córdoba confirma la alternativa del magisterio literario con la 2 edición --que arranca hoy-- de las jornadas Un otoño de novela . Al profano quizás le falte aún perspectiva temporal para darse cuenta del alcance de estos otoños noveleros que han pasado de la niñez a la adolescencia en sólo dos años, pero los especialistas no dudan de que Un otoño de novela se encuentra ya entre los acontecimientos internacionales más importantes e interesantes del género. El Ayuntamiento cordobés ha dado muestras de vieja y avispada sabiduría a la hora de apostar por una actividad que ya ha demostrado que cuenta con la rendición y seguimiento masivo y cómplice del público, cosa que no siempre sucede en esta ciudad incluso con eventos de (en principio y de forma tópica) más ringorrango. No cabe duda de que el gestor y coordinador del invento, Francisco José Jurado, cuenta con el olfato, la experiencia y el mejor perfil inquieto y connaisseur para que tamaña empresa de los resultados que está cosechando. Esta tarde, tres joyas de la corona, pero no las únicas porque cada día viene trufado de fusileros y cañoneras de primera fila; esta tarde, digo, para abrir boca, Pérez-Reverte, Eslava Galán y Rafael de Cózar. Un tándem que funciona sobre la tarima como un reloj lansquenete , como ya tuvimos ocasión de comprobar hace años aquí en el Teatro Principal o Cómico. Al inmarcesible don Arturo ya lo conocen de sobra, pero no se dejen eclipsar, observen y escuchen a los otros dos primeros espadas, al doctor y al poeta visual. Tres catedráticos del sentido común, sobre todo.

OTOÑO DE NOVELA ( Diario Córdoba - 08/11/2013 )

martes, 29 de octubre de 2013

Artículo 14

La veo hacer los deberes, esa tarde toca la lección sobre la reproducción. La tarea preliminar consiste en resaltar las características únicas del compañero y la compañera más próximos, y comentar el artículo 14 de la Constitución española. El artículo 14, quizás el más hermoso de todos, el directamente inspirado en el primer punto de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolución Francesa y, de ahí, hacia todas las constituciones democráticas: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". Cuando vuelve a estar próximo el día de la Constitución, cuando en todos los centros educativos se organizarán actividades para su conmemoración, qué bueno sería centrar buena parte de dichas actividades en reflexionar y estudiar este artículo en unos momentos críticos donde precisamente el mismo se halla tan discutido y vilipendiado por razones de interés territorial o socioeconómico. Buena hora para repetir que esa igualdad debe comenzar por la satisfacción igualitaria, indudable y enérgica de una educación y una sanidad públicas, universales y de calidad para todos, sin menoscabo de otras privadas a elección libre de los ciudadanos pero a su propio cargo o sujeta a los conciertos que el interés público aconseje. Se nos olvida lo que costó y sigue costando la antaño inimaginable y hoy tan soslayada igualdad. Sin ella, sin ese artículo 14, el pasado nos espera tras un recodo del camino.

Artículo 14 ( Diario Córdoba - 29/10/2013 )

martes, 15 de octubre de 2013

Los que saben

Lo sabíamos pero ahora nos llega la confirmación: para lanzarse desde 39 kilómetros de altura a cuerpo gentil hay que estar tonto. Y el protagonista de la hazaña, el austríaco Felix Baumgartner, vuelve a las noticias esta vez para confirmarnos su estado mental. Siempre sospechábamos que cuando las cosas se hacen por aparecer en el libro récord de los Guiness es que las cabezas no andan demasiado bien amuebladas, llámense cadenas reivindicativas, torres de Babel del rey Nemrod o ganas de romper la barrera del sonido con la testuz. Baumgartner, así, sin necesidad, ha dicho a quien quiera escucharle que él no es partidario de la democracia, que "en una democracia no te puedes mover. Necesitaríamos una dictadura moderada donde haya un par de personas del sector privado que lo conozcan todo bien". Hombre, a este sujeto se le supone una edad y una formación, a no ser que el estampido de la barrera del sonido le afectara el córtex. Deberíamos invitarle a sobrevivir unos cuantos años en España, Grecia o Portugal, donde, desde el inicio de la burbuja hasta la fecha, el cotarro lo movían y mueven ese par, o docenas de pares, de personas que decían conocer bien el sector privado y que, en efecto, deben conocerlo muy bien porque igual arruinan bancos que dirigen organizaciones internacionales del dinero o que se integran en consejos de administración, todo sin despeinarse. Por no hablar de pasar alguna temporada en la política como el que se asoma a una ventana desde donde divisar el paisaje donde luego van a hacer negocio.

Los que saben ( Diario Córdoba - 15/10/2013 )

martes, 8 de octubre de 2013

Octubre y el horror

Son días estos para conmemorar el horror. Hace más de 150 años pasó la laguna Estigia Edgar Allan Poe, cuervos, absenta, patas de mono y gorilas de la calle Morgue. Además, hubo pesadillas octubrinas más prosaicas, revoluciones de octubre, rusas y asturianas, intentos de sovietización hispana, preludio de guerra civil; y otros, siempre a lo suyo, proclamando la república catalana de Companys en una España federal que entonces no existía, pero quién estaba dispuesto a que la realidad le arrebatara un buen sueño. Cuentan los mayores que un mes de octubre se vieron auroras boreales en el norte de Córdoba, y que los más viejos anunciaron que aquello era signo de una guerra próxima, que estas cosas siempre pasan así, con señales en el cielo; pero no hacían falta auroras boreales para tomarle la temperatura a la calle, ni otros sucesos extraños y fabulosos como los que narraba Tito Livio en Ab urbe condita como preludio del desastre bélico ante Aníbal, el horror se encuentra siempre dentro de nosotros y su traslación exterior es fruto del vómito de Dios, ese impulso íntimo de intentar estropear las cosas, por aburrimiento o egoísmo. Y un definitivo horror, pesadilla de egoísmo y venganza se cernió tal día como hoy hace dos años sobre esta ciudad cuando un padre, según sentencia, asesinó a sus dos hijos en un acto de amor propio, que es el amor estéril de los que creen que un metro alrededor de ellos es el único valle fértil de la vida. El otoño se hace más triste cuando en la calle faltan dos voces a quienes tal día como hoy su padre arrancó el futuro.

Octubre y el horror ( Diario Córdoba - 08/10/2013 )

martes, 1 de octubre de 2013

Detente, bala

La Benemérita patrulla las calles de Peñarroya. Las pisa a pie, de a dos, como aquellas parejas cuando la infancia, aunque ya no lleven tricornio de charol ni mosquetón terciado a la espalda. También patrullan en coche, y da gloria verlos en calles y caminos levantando el polvo lorquiano bajo las ruedas como cuando iban a caballo. Ante la ola de robos, el subdelegado del Gobierno y la alcaldesa han tenido el buen acuerdo de que la pestañí persiga a los malandros reforzando a la Policía Local, eficiente aunque quizás desbordada: los malos nunca descansan. Dicen que los de la teresiana, el kepís y la montañera detienen a los choros pero que la justicia los pone en la calle, entran por una puerta pero no salen para el maco sino por la otra, mientras las puñetas miran por la ventana intentando encontrarse en un horizonte que siempre se aleja cuanto más se acerca uno; la queja eterna del ciudadano que paga sus impuestos. Hubo juez en esta latitud, al que conocí bien, que ejecutaba redadas en vaqueros, polo y náuticos en verano, y como mandan los cánones en invierno; la autoridad indiscutible le emanaba bajo el prognatismo que disimulaba su barba, a los Carlos V pero en cordobés, y los manguis dormían esa noche a cuenta del erario. Ahora en las fachadas hay afiches rojos de Securitas Direct como los "detente, bala" de la guerra, pero el último barómetro del CIS dice que la Guardia Civil es la institución mejor valorada por los ciudadanos (el marido de Rociíto fue un mal sueño). La novela negra lo tiene crudo en un país en el que la pasma son los buenos. Y cumplen.

Detente, bala ( Diario Córdoba - 01/10/2013 )

martes, 17 de septiembre de 2013

Estopa

Si un puente de hormigón puede arder en Córdoba, ya es que puede pasar cualquier cosa. El público en general, no ducho en cuestiones técnicas, se pregunta angustiado cómo es posible que un puente de hormigón pueda arder y que haya que someterlo después a duras pruebas para ver si va a aguantar o no. Ya está todo perdido. España, puente de hormigón que comunicaba y ponía en relación y entendimiento a unos con otros, también está ardiendo por alguna esquina; a lo mejor no era de hormigón sino de adobe, ese engañoso material que esconde paja en su interior. En el mundo desquiciado que habitamos, desde hace un millón de años no faltan pirómanos que lo mismo queman un bosque, que un puente, que un sueño al que se empeñan en volver a convertir en pesadilla. Metepatas se les ha llamado de toda la vida. Aguafiestas sin mejor ocupación que ellos mismos. Pero aún peor son aquellos a los que se les ocurren soluciones mágicas, como los federalistas de oportunismo. Es como si para pegar el asa de una jarra, en vez de usar pegamento rápido, decidiéramos hacer añicos la jarra para luego intentar atar los pedazos con una cuerda, pedazos que no tenían el menor interés en romperse ni necesidad de volver a ser atados luego. Los romanos lo hacían mejor, construían en piedra y esto es lo que hay, decían, pero estaban locos esos romanos, ya lo decía Obélix, las cosas les duraban cientos y miles de años. Ahora se trata de que duren poco para que unos espabilados vivan de imaginar soluciones. A esos no les gusta el hormigón ni el adobe, sino la estopa, que da más humo.

Estopa ( Diario Córdoba - 17/09/2013 )

martes, 10 de septiembre de 2013

Banzai

La Kirchner envió una gran tormenta sobre Buenos Aires justo cuando hablaba Gasol, que fue el que desplegó más salero y convicción en la aciaga tarde preolímpica. Pero nosotros enviamos a la Comisión Invencible a luchar contra las huestes del Sol Naciente, no contra los elementos, y aquella tormenta fue casi propia del Cabo de las Idem. Que un catalán tenga salero ya es mérito, pero que Messi al final apoyara la sede madrileña, a la fuerza, es mala uva, y así nos ha ido. Seguro que Montoro le apretó las clavijas ahora que tiene la paralela de la Agencia Tributaria encima de la mesa, pero el gafe llevaba los dedos cruzados detrás de la espalda cuando dijo hágase tu voluntad, Montoro, y no la mía. Como decía José María García hablando de otros, y de estos, el COI ha demostrado ser un club de maestros en el comer y catedráticos en el beber que han preferido hartarse de esa asquerosidad llena de anisakis que es el sushi, ahora además radiactivo, que del castizo bocata de calamares en los soportales de la Plaza Mayor. El diario argentino Página/12 alude a que los COI se sintieron puestos en evidencia ante el reportaje de El Mundo que los había entrevistado y decía cuántos y quiénes nos iban a votar; ya se sabe que a los políticos no les gusta ver por escrito lo que han dicho y les encanta echar la culpa al mensajero. El caso es que los que nos iban a votar, al final nos botaron. Un consejo, la próxima vez, si la hay, engorden más el sobre-cogido destinado al COI y metan dentro juerga, paella y sangría, no lleven más a cantantes de ópera ni a deportistas a defendernos. La cultura y el deporte les da igual.

Banzai ( Diario Córdoba - 10/09/2013 )

martes, 3 de septiembre de 2013

Napalm

El mejor amigo del hombre es el napalm, la gasolina gelatinosa. Desde su invención en los años cuarenta nos ha acompañado fiel como un perro y ha ayudado al ser humano en la solución de sus rencillas, o al menos en su aplazamiento sine díe. Incluso fue utilizado por las fuerzas de paz de la ONU (paz ardiente, ardorosa como la pasión) durante la guerra de Corea. Será por eso que más de la mitad de la población de Corea del Norte es adicta a la metanfetamina, una especie de soma orwelliano euforizante que además quita el hambre: ya se sabe que, muerto el perro de la hambruna y la tristeza, se acabó la rabia de la libertad. El que dirige aquello, Kim Yong-Un, ha fusilado a una exnovia cantante y a 11 más por hacer una peli porno, se ve que el afán destructivo del napalm permanece en la información genética de algunos individuos. Mientras, el premio Nobel de la Paz, míster Yes, we can , se desdice después de que el Parlamento de sus primos de Albión haya decidido que quieren seguir sin novedad en el frente (sirio). Obama, dicen, es como el papa Francisco, que ha querido cambiarlo todo, pero, a diferencia del fichaje argentino del Vaticano CF, no se atreve porque no le dejan; al Papa tampoco le van a dejar, pero al menos se atreve. En la sombrilla del Bajondillo he seguido en The Times el quiebro británico, el cacareo del gallo francés y el raje yanqui de última hora al verse solo ante el peligro sirio (Hollande no le sirve, según parece, el foie-gras se repite mucho en el desierto). A Kerry --al que jalearon los ilusos cuando se presentó a presidente-- se le han aparcado los humos. Conociéndolos, humo de napalm, seguro.
Napalm ( Diario Córdoba - 03/09/2013 )

martes, 20 de agosto de 2013

Vituperio de majaderos

El día que la eurodiputada británica Julie Girling se puso estupenda, Europa se fue un poquito más al guano. Estamos tan convencidos de que los políticos españoles son los más zotes del mundo, que el bosque del norte no nos deja ver los árboles de cenutrios que pululan por las instituciones europeas. Y cenutrias. Cuando algunos defendimos el premio Nobel a la UE por haber logrado que sus miembros dejen de darse mamporros en los últimos 60 años, algunos nos salieron con algo que no tenía nada que ver con el dichoso razonamiento para el premio: lo malísima, opresora, etc., que es Europa. Pero la bodoque, bodoca o bodoquesa eurodiputadda británica, ella solita, se ha cargado cualquier argumento en favor de nuestra común madrastra y ha dejado con la bunda -que dirían los brasileños- al aire a las instituciones europeas. Porque valerse de su sillón allí para solicitar el boicot turístico contra uno de sus miembros (España) por culpa de una colonia anacrónica en la propia Europa (Gibraltar: Yibrolta en su lengua oficial, o Hibrartá en la oficiosa), que es precisamente la que la UE debería hacer desaparecer, no viene a demostrar sino que las instituciones continentales son -en lenguaje dadaísta- un auténtica caca. Luego vendrán los del "volvemos Europa" y los otros a pedirnos de nuevo el voto para seguir enviando mendrugos -burros los define un juez cordobés- a los escaños europeos, pero ya no cuela. Lo que tenía que hacer la UE es pensar para qué sirve. Y darle la jubilación a la Girling. Y a Durao Barroso, que el hombre lleva mucho.


Vituperio de majaderos ( Diario Córdoba - 20/08/2013 )

miércoles, 14 de agosto de 2013

Fletanes y perejiles

Dicen que a España le hubiera ido mucho mejor en la Historia si, en vez de ser aliado recurrente de Francia, lo hubiera sido de Inglaterra. Pero si siempre fuimos el amigo tonto de Francia, el que pone barcos, hombres y honra merced a pactos de familia borbónicos o a imposiciones napoleónicas, con Inglaterra habríamos sido también el tonto útil en conflictos continentales ajenos. El problema es ese extraño complejo de no saber qué somos, quiénes somos y para qué estamos aquí que suele apoderarse de los españoles. Más que un país, parece que fuéramos una duda, una quimera, un frenesí, un sueño, una ilusión, que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. La aburrida recurrencia del quiste gibraltareño suele saldarse con envainamientos, desdecires, diego-digo-dieguismos y cosas así; en cuanto los piratas enseñan los barcos de guerra nosotros recogemos a nuestros pesqueros y la gente tiene que dedicarse al contrabando. Pasó cuando aquella guerra de besugos por el fletán: la flota pesquera española solía trabajar en aguas fuera de la zona exclusiva canadiense extrayendo el fletán, un bicho feo y barato que sustituye al lenguado en las ollas populares. Los piratescos descendientes de los ingleses vieron el negocio y enviaron buques de guerra; España también mandó algo en plan defensa y tal, pero cuando hubo amenaza de conflicto mayor, se procedió al envainamiento y la cosa quedó ahí, Fraga bramando y la izquierda gobernante tragando. Ahora la derecha puede volver a su perejil y poner los fletanes sobre la mesa. Veremos.

Fletanes y perejiles ( Diario Córdoba - 13/08/2013 )

martes, 6 de agosto de 2013

Aullidos

Llora el siglo su aullido de plañidera griega como el chiflido de un tren desbocado. Se nos llena el paisaje de muertos vomitados por el medio de locomoción más simpático de todos, el tren, el que empapaba las poesías infantiles y de Campoamor, el caballo de hierro de los vencidos en las estepas norteamericanas. Llora el siglo con su aullido de tren moribundo que ha cambiado en los vagones las gallinas y los alegres paisanos de tercera de antaño partiendo y compartiendo chorizo y queso a navaja, por muertos franceses, chinos, gallegos, suizos y chilenos con cartera ejecutiva o mochila. Parece que el tren se ha vuelto loco como las ballenas que vienen a suicidarse en la costa. El tren anda como queriendo matarse llevándose a todos por delante ya que muchos quieren acabar con él, porque aunque siempre se dice que el tren es el medio del futuro y el progreso, a la mínima lo desvencijan y desmantelan como si él tuviera la culpa de algo. Como desmontaron los trenes de mi infancia, un día abrieron la tierra de Peñarroya y el Guadiato y vi cómo desenterraban sus venas paralelas de hierro hasta que el tren fue un recuerdo y una nostalgia. Ahora la gente aúlla en Los Pedroches por un tren que ya no aúlla al entrar en los túneles como los de antes, su paso es un sigilo de aire o de muerte, pero la suerte está echada en un país que construye aeropuertos sin aeroplanos y estaciones para que rueden empujadas por el viento y el polvo las barrillas, salsolas y chamizos como en un poema de Whitman. Mis trenes de la infancia eran automotores en Cámaras Altas, locomotoras y pasajeros que sí llegaban vivos. Y sonriendo.

Aullidos ( Diario Córdoba - 06/08/2013 )

martes, 23 de julio de 2013

De peso

Los jeques de Dubai quieren que el pueblo tenga un cuerpo 10. Ya tienen un país del diez a base de peteodólares, pero aún les queda multiplicar por cien la cifra para recuperar en aquellos lares el estatus mil, el de las mil y una noches; ahora van a por los cuerpos 10. La tontería la inventó aquí un ministro de Zapatero que se propuso, por ley, acabar con los cuerpos tubo y óvalo para proporcionarnos cuerpos trapezoidales, incluso legislaron tallas tubo, óvalo y diábolo; no les hicieron puñetero caso, y eso que un tonto hace ciento. Está visto que es cierto aquello de que los tontos son más peligrosos que los malvados porque nunca descansan. Hay cierta tendencia a gestionar la vida ajena en cuanto se llega al poder, es cosa humana. Con el pretexto de la salud, argumento que sólo esconde querer ahorrar en medicinas y hospitales, el arte de prohibir se sobrepone al arte culinario, obviando con ello el arte de la libertad. Hay que reconocer que en Dubai al menos son más imaginativos, al que pierda peso le dan su equivalente en oro, lo cual tampoco es demasiado sacrificio teniendo en cuenta que allí nadan en oro, sea negro o amarillo. Si un tal Joaquín A.G. de 46 años, que cayó muerto el otro día en Murcia en un campeonato de bebedores de cerveza, lo hubiera sabido antes, no se habría trasegado siete litros seguidos, se hubiera largado a Dubai y se habría dedicado a perder peso, algo mucho más rentable que ganarlo bebiendo alcohol. Menos es más, ya se sabe. Una vez más se certifica la estupidez del ser humano, el único ser con tendencia a la maldad y a la estulticia a partes iguales.
De peso ( Diario Córdoba - 23/07/2013 )

martes, 16 de julio de 2013

Orejas

En la película Chitty Chitty Bang Bang un gran Robert Helmann hace de cazador de niños en el infeliz reino de la inventada Vulgaria. El cazador de niños tiene una enorme nariz con la que detecta el olor de los pequeños, "aquí huele a niños" exclama una y otra vez. Porque dicen los científicos que la necesidad crea el órgano, o lo desarrolla como en este caso. Así pasa con nuestro adorado traidor Barack Obama --llamamos traidor a quien, así sea ya el último, nos decepciona--, ya que no podían ser por nada esas grandes orejas suyas que se destacan de una nuca y un cogote más bien escuálidos. Porque Obama nos oye, y nos lee, ya lo hemos comentado por aquí alguna vez eso de ¡pobre del funcionario pentagonal que deba cepillarse los cinco millones de chismes diarios, o más, rastreando no se sabe bien qué! Pero es que ahora otros han sido capaces hasta de fotografiar la pantalla del móvil con los guasaps entre Bárcenas y Mariano, sus declaraciones casi amorosas. Me parto leyendo en lo de Mark Zuckerberg los comentarios de amigos al respecto; Mariano y Luis guasapeando por la noche: "Adiós, Luis, cuelga tú. No, tonto, que cuelgues tú". Y Obama que interviene de pronto, "colgad ya los dos que estáis muy pesaditos". Genial. Sólo gente de aquí podía resumir la cuestión en pocas palabras. Por si acaso, yo a mis amigos ya les tengo dicho que cuando me llamen comiencen diciendo "Ave María Purísima", y, tras mi "Sin pecado concebida", nos pongamos a hablar del Papa Francisco, en clave, claro, como aquellos guionistas cuando el cine franquista. Que esto de las dictaduras estimula mucho la imaginación.
Orejas ( Diario Córdoba - 16/07/2013 )

martes, 9 de julio de 2013

Tahrir


Ver mapa más grande


Google Maps te permite ser como Dios por unos instantes. Busco en este nuevo nombre del santoral laico de nuestro siglo la plaza Tahrir de El Cairo y no es bonita la imagen: descampados tomados al parecer por tiendas que lo mismo pueden ser de campaña que tenderetes de mercadillo, todo depende de en qué fecha hiciera la foto el satélite espía. Hoteles importantes, restaurantes, el palacio del Gobierno, la Universidad Americana, el Banco Nacional y el Museo Egipcio bordean la zona, pero la vida está en el interior. Imagino al tipo del botón y el teléfono rojo de turno acercando el zoom sobre la plaza, las hormigas pululan allí, esperan que el tipo del botón les otorgue la democracia como los reyes franceses del Antiguo Régimen otorgaban una Carta que era como una constitución hecha a la medida del poder y que quizás por eso le llamaban carta. Las hormigas esperan a ver qué pasa, donde manda patrón no manda marinero, y hay quien sabe mejor que nosotros lo que nos conviene, lo que le conviene a las hormiguitas. Después de que el amo del botón otorgó la democracia, ahora la retira, luego la vuelve a poner eliminando antes a los relojes averiados que no marcan la hora ni el paso como deben. La plaza Tahrir, como la Puerta del Sol antes de que algunos la pasaran por el colador de su política llevando de nuevo el desencanto a los que creyeron y se encantaron, hay que atravesarla con un termo de agua fresca en el macuto, como escribió Gironella, pero hoy en día tanto para combatir los efectos de la deshidratación como los de los gases lacrimógenos. Los que nos ocultan la vista del tipo del botón.


Tahrir ( Diario Córdoba - 09/07/2013 )

martes, 2 de julio de 2013

La vieja del visillo

Vamos a ver, vamos a ver. Se está liando tonta con esto del espionaje. Primero, un tal Assange filtra un montón de obviedades que, sin conocerlas, uno podía suponer perfectamente saberlas sin leerlas, creerlas sin necesidad de verlas, opinarlas sin informarse al respecto, o sea lo que solemos hacer siempre. Ahora, a un tipo con rostro de no haber roto un plato pero que es agente de la CIA y por lo tanto habrá roto más de uno, de nombre Snowden, que viene a ser como Blancanieves (por lo de snow ) pero con terminación germánica, le entra el escrúpulo y larga de plano. Que si la Agencia ha espiado al G-8 (agua), a los aliados de la UE y a todos a este lado del charco. Quinientos millones de correos que ha intervenido la CIA. Compadezco al que se los haya tenido que leer, criaturita. Como sean del tipo que le pillaron a Urdangarín, lo del duque emPalma-do y cosas así, o como las conversaciones que trincan a algunos a micrófono abierto supuestamente cerrado: "Vaya coñazo que he largado" (Aznar); "manda huevos" (Trillo); "ahora me voy al coñazo del desfile" (Rajoy), etc., me parece que los escuchantes-leyentes en el pecado llevan la penitencia. Porque no creo que nadie a estas alturas escriba cosas comprometedoras en los correos. Sigo sin comprender la que se está liando; dicho tengo que jamás me corto en Facebook ni en Twitter, porque desde que uno tiene tarjeta de crédito quien tiene que saberlo ya lo sabe todo de uno, así que para qué autocensurarse para que no se entere Obama. Esta nueva vieja del visillo.
La vieja del visillo ( Diario Córdoba - 02/07/2013 )

martes, 18 de junio de 2013

Abogados en negro

En el caso Bretón, quien de verdad nos intriga a estas alturas de la tragedia es el abogado. Es una pena que casi esté a punto de publicarse la segunda entrega literaria del policía cordobés Benegas, a quien su autor, Francisco José Jurado, ha convertido en un clásico desde el primer título, porque el caso Bretón habría dado mucho juego esta vez. Resulta que de toda la panoplia humana del mundo judicial, quien es más digno de admiración o lástima siempre es el abogado. Un tipo --en términos generales-- que suele proceder de un estatus social alto-burgués y que anda siempre enlodándose la toga con las cunetas de la vida, como más o menos dijo alguien, debiendo estar sometido a internas tensiones que muchas veces asqueen a sus principios. Lidiando con jetas flagrantes, asesinos evidentes, defraudadores angustiados, y hasta con inocentes con mal fario --de hecho todos somos inocentes, ya se sabe--, al abogado le toca siempre bailar con la segunda más fea después de la que le toca al reo. Menos mal que al final cobra. Da la sensación en el caso Bretón, y en otros, que los defensores de lo que es evidente que está más que crudo se dedican con más fruición a trillar los resquicios legales, los defectos de forma, los plazos mal previstos, a desacreditar pruebas y a cosas por el estilo cuando el asunto es chungo, que a defender la inocencia; un triste y duro papel. Ahora que la novela negra remonta se echa de menos una prensa especializada en lo policial, periodistas que opinen sin complejos y que sigan los casos como antes. Los abogados son un filón.

martes, 28 de mayo de 2013

Ira mediocre

Hay mucha violencia contenida, la violencia contenida suele ser muestra de insatisfacción y, por lo tanto, de frustración. La pintada que el joven chino Ding Jinhao ha escrito en un relieve del templo de Luxor en Egipto ha levantado miles de actos de esta rabia contenida que, agazapada, solo espera un momento oportuno para estallar. No importa que el agente del hecho sea una folklórica juzgada y condenada, un político imputado en algo, un banquero --digámoslo suavemente-- descuidado; en todos los casos la horda hace guardia a la puerta para aullar, para apedrear, para buscar el forcejeo. Es el signo de unos tiempos en los que la sensación de vacío de justicia es tremenda, una época también absolutamente desprovista de valores y de educación ciudadana. La piedra y el látigo ahora saltan por las redes sociales, el acoso es implacable, la jauría es demoledora. Al joven Ding Jinhao lo han localizado, han señalado su escuela, a su familia, no sé si han llegado al escrache, pero seguro que pronto. La pintada es de juzgado de guardia, porque aunque está escrita en chino mandarín, desentona con el relieve faraónico, y todo para decir que él estuvo allí. La cruz y el peñón de mi pueblo, la roca del castillo de Belmez y cientos de lugares así también están firmados con nombres y fechas por gentes con ganas de posteridad quizás por no disfrutar de un presente alentador. Por eso es extraño que la violencia contenida de los improvisados juzgadores y verdugos suela siempre rebosar ante nada menos que la mediocridad.
Ira mediocre ( Diario Córdoba - 28/05/2013 )

martes, 21 de mayo de 2013

Cerebros

En el equipo científico de Oregón que ha logrado el último avance con células madre trabaja una joven española que había sido despedida de su laboratorio víctima de un ERE; y a un joven al que se le había denegado una beca Ramón y Cajal lo eligen en Holanda como mejor investigador joven de Europa. No es algo nuevo ni culpa de la crisis, es el signo de un país que no valora la ciencia ni el progreso ni la educación, víctimas siempre tempranas cuando aparece la inopia en el horizonte. Me dice mi amigo Antonio, astrónomo y finalista del certamen del Museo Arqueológico al que ya estamos tardando mucho en invitar a escribir aquí, "pero ahora va a contar la nota de religión mientras perjudican a las ciencias". Eterno dilema español, la metafísica y la metempsicosis por encima de la física; la honra por encima de los barcos, el honor patrimonio del alma sobre las cosas de comer, las únicas con las que no debería jugarse nunca. No creo que sea la cuestión --si se enseña religión o alternativa-- que la nota cuente, eso de una lógica aplastante; la cosa estriba en si debiera haber o no esa materia, pero ese cascabel no lo atan, no lo han atado ni lo atarán los que más odio le tienen al gato. Y mientras hablamos de estos galgos o podencos nos vaciamos de cerebros, lo que le interesa a Alemania, que ya les ha ofrecido la nacionalidad; y lo malo es que nuestros científicos se integrarán y se quedarán allí, no me los imagino fundando casas de la Virgen del Rocío y ahorrando para volver, como los emigrantes de los sesenta. Repetimos el unamuniano "que inventen ellos", que vaya con lo que se descolgó también don Miguel.


Cerebros ( Diario Córdoba - 21/05/2013 )

martes, 14 de mayo de 2013

20 euros para leche

Muy fuerte lo de hoy en el Nebraska. No quería dinero, sólo una caja de leche en polvo para la niña, prematura. Lo era, sin duda, estaba a la vista: pocas semanas.
Dice que la acompañe a la farmacia, me dice la marca, me es imposible, tenía que regresar. Está aquí al lado. ¿Dónde? En Ciudad Jardín. Imposible, eso no está ahí al lado. La niña es una muñeca, dormida, párpados hinchados, vestida con demasiada ropa. ¿No tendrá mucho calor? No sé. ¿Cuánto vale la leche? 20 euros. Toma, ve tú, yo no puedo, queda lejos. No, la farmacia está allí, ven. El billete azul. ¿Será para la niña? Sí, si no Dios me castigaría, mañana me voy a Rumanía, ya no me ves más.
Me siento estafado, sé que no es para ella, no tiene sentido que la tenga que acompañar, seguramente me estarían esperando cómplices a lo mejor para robarme. La niña podría ser un muñeco. Uno ha visto tantas cosas.
Pero quién sabe, hace demasiada calor. Y soy padre, y eso no se puede explicar.
Aquellos párpados hinchados.





Los últimos cines de Peñarroya-Pueblonuevo

Los dos últimos cines de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), víctimas de la piqueta.

Me crié en un pueblo con título de ciudad que llegó a tener más de 10 cines. En los sesenta-setenta aún quedaban siete; en mi infancia conocí tres: el Andalucía, que desapareció pronto, el Teatro Zorrilla y el Cine Cervantes, que fue el último en cerrar, sobre 1976. Luego, a finales de los noventa, el Cervantes reabrió durante unos pocos de años hasta que su propietario murió.

Esta mañana me he encontrado una excavadora dentro de la sala del Cervantes (está en la calle donde vivo ahora), yo creía que los cines muertos se llenaban de fantasmas, como los Roxy de la canción de Serrat, pero se ve que también los habitan artilugios mecánicos de destrucción cuando no hay sensibilidad ni ganas de preservar estos monumentos. Seguramente lo convertirán en pisos, como hace años convirtieron el Zorrilla en un supermercado de la cadena DIA, y luego nada.
En fin.


Antiguo Teatro Zorrilla


Antiguo Cine Cervantes, luego "Centro Cultural Jesús Romero"

Raúl Argemí deja España

Raúl Argemí anuncia su marcha de España. Otro lujo que no nos merecíamos y que malbaratamos ahora.
Escribe un artículo lúcido de despedida: http://www.sigueleyendo.es/saqueos-se-non-ti-vedo-piu-felice-morte/
No obstante las razones obvias, evidentes, que apunta, y que parecen absolutamente lógicas, causales, con ese plus de causa-efecto que la Historia enseña y nadie aprende, sus argumentos parecen absolutamente incontestables. Pero...
Pero... quiero pensar, necesito pensar que se equivoca. No porque seamos mejores que los argentinos, ni como ciudadanos ni como país, no, sino -me parece, quiero que me parezca- nuestro contexto es diferente. Quiero pensar que en cuanto Audi, Volkswagen, Braun, etc., ya no encuentre mercados en España, Portugal, Italia, porque la gente no tenga dinero, los alemanes levantarán un poco la bota de nuestro cuello, y le agradeceremos al señorito, de nuevo, su magnanimidad porque nos cede sus pantalones viejos. Y volveremos a tener pasta para gastar, y ¡otra de gambas!, y ¡una servesita, que ya apetese!, las pasta, que es todo. Y gastar para que los alemanes vendan.
Eso si no nos cambian como clientes por los chinos, que es muy posible, y entonces Raúl tendrá razón. Y asaltaremos los supermercados, y escrachearemos a su puta madre y a todo cristo, y algunos querrán tomar la Bastilla de nuevo sin saber que somos casa tomada desde hace tiempo, y que, como decía me parece que Jacques Vallée, "we are property", que se puso de moda en inglés pero supongo que lo dijo en francés aunque en inglés se entiende perfectamente: somos propiedad.
Ese día a los liberales decimonónicos llenos de utopías como la de que "el pueblo español es benéfico", como decían más o menos los abuelos de cuando la Pepa de 1812, nos iremos a tomar por saco, y nos suplantarán los liberales de ahora, que son más, esconden el colmillo de oro en el belfo borbónico y llevan piel de merino.
Adiós, Raúl. Te saludaremos desde la puerta del supermercado con un cartel que ponga "Hi, I'm here, it's me" para que lo entiendan en todo el globo.
Se non ci rivediamo più, feliz mate allá donde te encuentres. Allí podrás frecuentar la charla y la compañía de los mejores, de los buenos, de los interesantes, ponednos verdes, lo merecemos.
Pero, un favorcito tan sólo, publica en Amazon, que nos saldrá más barato a los futuros pobres ya ti te dejará más royalties, seguro.
Un abrazote, y que la Mar Océana te sea leve, macho.

La última ejecución pública en Francia


La última ejecución pública en Francia, el 17 de junio de 1939.
El reo era Eugène Weidmann, alemán de nacimiento, delincuente habitual. Llevó a cabo diversos asesinatos y secuestros.
La guillotina fue instalada en el exterior de la prisión de Saint-Pierre, en Versalles. Las crónicas dicen que el comportamiento histérico de los espectadores fue tan escandaloso que el presidente Albert Lebrun prohibió que las ejecuciones futuras tuvieran lugar en público.
El guillotinamiento de Weidmann fue filmado de modo subrepticio desde un apartamento próximo.
El actor británico Christopher Lee, que tenía entonces 17 años, fue testigo del ajusticiamiento.
Auténtico cine negro auténtico.



No era verdad

James Bond era mentira, Harry el sucio era mentira, Terminator, Predator, el Poli de guardería, eran mentira. También Darth, aunque esas paridas abortivas --sea dicha la comparación con permiso del ministro del Interior-- de galaxias, como también los anillos del señor, o viceversa, nunca fueron santo de mi devoción. Eran mentira porque Roger Moore, Clint Eastwood y Schwarzenegger, eran en realidad Constantino Romero. Estas cosas, como los Reyes Magos o el ratoncito Pérez debían contárnoslas pronto, antes de la Primera Comunión, pero eso supondría un acto de valor sublime por parte de los que lo saben, que siempre son otros y mandan, mandan mucho. Como en la película El expreso de medianoche , cuando uno de los locos de aquella prisión-manicomio de Estambul le dice al chico malo pero que es el bueno porque es norteamericano y los otros son turcos astrosos, aquello de que los que están allí son relojes estropeados pero no lo saben, los que lo saben son los que los han enviado allí. Impagable reflexión. Falta coraje, valor, para la verdad. Tampoco --ahora lo vemos con desgarro y cuasi religiosa aflicción-- la Transición fue verdad, y la monarquía parlamentaria tampoco fue verdad, entronizamos a una casta familiar absolutista en sus privilegios; tampoco nuestros Patres Patriae eran de verdad, ni los llamados agentes sociales, ni nadie: todos eran cartoncitos del Monopoly o del Palé en manos de la Banca, que les pagaba a todos 2.000 pesetas (Palé) o 20.000 (Monopoly, la inflación) al pasar por la Salida, o sea por el aro.

No era verdad ( Diario Córdoba - 14/05/2013 )