martes, 23 de julio de 2013

De peso

Los jeques de Dubai quieren que el pueblo tenga un cuerpo 10. Ya tienen un país del diez a base de peteodólares, pero aún les queda multiplicar por cien la cifra para recuperar en aquellos lares el estatus mil, el de las mil y una noches; ahora van a por los cuerpos 10. La tontería la inventó aquí un ministro de Zapatero que se propuso, por ley, acabar con los cuerpos tubo y óvalo para proporcionarnos cuerpos trapezoidales, incluso legislaron tallas tubo, óvalo y diábolo; no les hicieron puñetero caso, y eso que un tonto hace ciento. Está visto que es cierto aquello de que los tontos son más peligrosos que los malvados porque nunca descansan. Hay cierta tendencia a gestionar la vida ajena en cuanto se llega al poder, es cosa humana. Con el pretexto de la salud, argumento que sólo esconde querer ahorrar en medicinas y hospitales, el arte de prohibir se sobrepone al arte culinario, obviando con ello el arte de la libertad. Hay que reconocer que en Dubai al menos son más imaginativos, al que pierda peso le dan su equivalente en oro, lo cual tampoco es demasiado sacrificio teniendo en cuenta que allí nadan en oro, sea negro o amarillo. Si un tal Joaquín A.G. de 46 años, que cayó muerto el otro día en Murcia en un campeonato de bebedores de cerveza, lo hubiera sabido antes, no se habría trasegado siete litros seguidos, se hubiera largado a Dubai y se habría dedicado a perder peso, algo mucho más rentable que ganarlo bebiendo alcohol. Menos es más, ya se sabe. Una vez más se certifica la estupidez del ser humano, el único ser con tendencia a la maldad y a la estulticia a partes iguales.
De peso ( Diario Córdoba - 23/07/2013 )

martes, 16 de julio de 2013

Orejas

En la película Chitty Chitty Bang Bang un gran Robert Helmann hace de cazador de niños en el infeliz reino de la inventada Vulgaria. El cazador de niños tiene una enorme nariz con la que detecta el olor de los pequeños, "aquí huele a niños" exclama una y otra vez. Porque dicen los científicos que la necesidad crea el órgano, o lo desarrolla como en este caso. Así pasa con nuestro adorado traidor Barack Obama --llamamos traidor a quien, así sea ya el último, nos decepciona--, ya que no podían ser por nada esas grandes orejas suyas que se destacan de una nuca y un cogote más bien escuálidos. Porque Obama nos oye, y nos lee, ya lo hemos comentado por aquí alguna vez eso de ¡pobre del funcionario pentagonal que deba cepillarse los cinco millones de chismes diarios, o más, rastreando no se sabe bien qué! Pero es que ahora otros han sido capaces hasta de fotografiar la pantalla del móvil con los guasaps entre Bárcenas y Mariano, sus declaraciones casi amorosas. Me parto leyendo en lo de Mark Zuckerberg los comentarios de amigos al respecto; Mariano y Luis guasapeando por la noche: "Adiós, Luis, cuelga tú. No, tonto, que cuelgues tú". Y Obama que interviene de pronto, "colgad ya los dos que estáis muy pesaditos". Genial. Sólo gente de aquí podía resumir la cuestión en pocas palabras. Por si acaso, yo a mis amigos ya les tengo dicho que cuando me llamen comiencen diciendo "Ave María Purísima", y, tras mi "Sin pecado concebida", nos pongamos a hablar del Papa Francisco, en clave, claro, como aquellos guionistas cuando el cine franquista. Que esto de las dictaduras estimula mucho la imaginación.
Orejas ( Diario Córdoba - 16/07/2013 )

martes, 9 de julio de 2013

Tahrir


Ver mapa más grande


Google Maps te permite ser como Dios por unos instantes. Busco en este nuevo nombre del santoral laico de nuestro siglo la plaza Tahrir de El Cairo y no es bonita la imagen: descampados tomados al parecer por tiendas que lo mismo pueden ser de campaña que tenderetes de mercadillo, todo depende de en qué fecha hiciera la foto el satélite espía. Hoteles importantes, restaurantes, el palacio del Gobierno, la Universidad Americana, el Banco Nacional y el Museo Egipcio bordean la zona, pero la vida está en el interior. Imagino al tipo del botón y el teléfono rojo de turno acercando el zoom sobre la plaza, las hormigas pululan allí, esperan que el tipo del botón les otorgue la democracia como los reyes franceses del Antiguo Régimen otorgaban una Carta que era como una constitución hecha a la medida del poder y que quizás por eso le llamaban carta. Las hormigas esperan a ver qué pasa, donde manda patrón no manda marinero, y hay quien sabe mejor que nosotros lo que nos conviene, lo que le conviene a las hormiguitas. Después de que el amo del botón otorgó la democracia, ahora la retira, luego la vuelve a poner eliminando antes a los relojes averiados que no marcan la hora ni el paso como deben. La plaza Tahrir, como la Puerta del Sol antes de que algunos la pasaran por el colador de su política llevando de nuevo el desencanto a los que creyeron y se encantaron, hay que atravesarla con un termo de agua fresca en el macuto, como escribió Gironella, pero hoy en día tanto para combatir los efectos de la deshidratación como los de los gases lacrimógenos. Los que nos ocultan la vista del tipo del botón.


Tahrir ( Diario Córdoba - 09/07/2013 )

martes, 2 de julio de 2013

La vieja del visillo

Vamos a ver, vamos a ver. Se está liando tonta con esto del espionaje. Primero, un tal Assange filtra un montón de obviedades que, sin conocerlas, uno podía suponer perfectamente saberlas sin leerlas, creerlas sin necesidad de verlas, opinarlas sin informarse al respecto, o sea lo que solemos hacer siempre. Ahora, a un tipo con rostro de no haber roto un plato pero que es agente de la CIA y por lo tanto habrá roto más de uno, de nombre Snowden, que viene a ser como Blancanieves (por lo de snow ) pero con terminación germánica, le entra el escrúpulo y larga de plano. Que si la Agencia ha espiado al G-8 (agua), a los aliados de la UE y a todos a este lado del charco. Quinientos millones de correos que ha intervenido la CIA. Compadezco al que se los haya tenido que leer, criaturita. Como sean del tipo que le pillaron a Urdangarín, lo del duque emPalma-do y cosas así, o como las conversaciones que trincan a algunos a micrófono abierto supuestamente cerrado: "Vaya coñazo que he largado" (Aznar); "manda huevos" (Trillo); "ahora me voy al coñazo del desfile" (Rajoy), etc., me parece que los escuchantes-leyentes en el pecado llevan la penitencia. Porque no creo que nadie a estas alturas escriba cosas comprometedoras en los correos. Sigo sin comprender la que se está liando; dicho tengo que jamás me corto en Facebook ni en Twitter, porque desde que uno tiene tarjeta de crédito quien tiene que saberlo ya lo sabe todo de uno, así que para qué autocensurarse para que no se entere Obama. Esta nueva vieja del visillo.
La vieja del visillo ( Diario Córdoba - 02/07/2013 )