martes, 24 de marzo de 2015

Mandamientos

Cuando ya no queda nada que decir, porque todo está dicho, lo mejor es no decir nada y seguir los Mandamientos. En estos dos últimos días todos los expertos ya nos han explicado sus equivocaciones previas en clave de aciertos, así es la política y sus arúspices, pero olvidaron que en política, como en religión, los mandamientos (o los planteamientos, si hablamos en laico) se resumen en dos: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. Amar a Dios sobre todas las cosas, en política significa amar a los tuyos por encima de todo, no traicionarlos, y los partidos más centrados, los llamados "de gobierno" han traicionado a los suyos en lo que más duele, en el bolsillo, y la clase media se ha cansado de ser siempre la que paga el pato vía recortes, nóminas, IRPF e IVA, y el domingo se ha quedado en el brasero. En cuanto al segundo mandamiento, hombre, no seáis merluzos amando al prójimo más que a vosotros mismos, hay que amarlo en todo caso igual, pero no más. Y ese amor desmedido e hipnótico por Podemos, ese arrobo casi lúbrico en el que hasta Julio Anguita ha pecado, ha traído lo que ha traído. Porque de antiguo hay una regla de oro que dice que si asumes como tuyos los postulados de otro, la gente se desconcierta y entonces va a preferir el original (el otro) que la copia (tú). Casi hasta el final, cuando las calabazas ya eran evidentes, las declaraciones de amor a Podemos fueron constantes, y así la dote se la han llevado los del círculo morado. Pero no hay mal que por bien no venga, Maduro no ha pasado el Rubicón del Caribe, y en el Mercadona no faltará papel higiénico.

Mandamientos ( Diario Córdoba - 24/03/2015 )

martes, 10 de marzo de 2015

Ciudadanía

Tiene que buscar información sobre la dignidad. Es para un trabajo de Ciudadanía, me ha dicho. La RAE dice que dignidad es la calidad de digno, y que digno es aquel que es merecedor de algo. Lo malo es que también decimos que alguien se pone digno cuando demuestra altanería u orgullo. Hablamos un rato de la dignidad, de su acepción académica, llegando a la conclusión de que quizás en lo que deberíamos centrarnos es en lo que se entiende por dignidad humana, aquello que cualquier persona se merece o a lo que tiene derecho solo por serlo, es decir, por ser persona. Y, avanzando un poco más, caemos en la cuenta de que --grosso modo -- la dignidad puede ser resumida en lo que llamamos sencillamente derecho a ser respetado. Dignidad, respeto, una carga de profundidad de incalculable potencia de la que casi nadie parece darse cuenta, y de las que deberían ser conscientes, en primer lugar y ante todo, quienes acaban de emprender la carrera de una campaña electoral difícil. Ciudadanía. Dignidad. Y tengamos la valentía de ejemplificarla en la vida cotidiana dejándonos de parábolas y teorías. Señalemos con el índice y de frente la divulgación de comportamientos indeseables sin, quien teniendo potestad para ello, haga nada. Señalemos el comportamiento no deseable hacia el adversario de quienes ostentan la representatividad democrática. Señalemos la bochornosa manera de conducirse de la masa en espectáculos públicos o deportivos, con los niños de la mano, contra mujeres por el hecho de serlo. Cerramos el diccionario, desaparecen dignidad, ciudadanía, los focos iluminan el espectáculo.

Ciudadania ( Diario Córdoba - 10/03/2015 )

Cultura pura

La asociación cultural Ciudad de Peñarroya-Pueblonuevo acaba de difundir su programación de actividades para este año. La asociación, que siempre ha apostado por potenciar el nombre de la localidad a través de convocatorias de amplio eco y la participación de figuras de la élite mundial de la cultura, piensa acometer, con la colaboración del Ayuntamiento, nuevas ediciones de jornadas dedicadas a la novela negra, rescatando la marcaPÑ-Negra que ya puso en marcha en el año 2010 y 2012. Entre las actividades que ahora proyectan se han buscado iniciativas que --dentro del carácter internacional que las caracteriza-- sepan conjugar lo novedoso y sorprendente con la actualidad y con los demandas de la sociedad. Esta misma semana, el jueves, el investigador y escritor Flavio Pimienta dará a conocer en primicia sus hallazgos respecto a la interpretación del calendario azteca, llamado también la Piedra del Sol. Flavio Pimienta aclarará definitivamente la interpretación de las profecías mayas que hace unos años algunos creyeron que anunciaban el fin del mundo, cosa a la que siempre se opuso y argumentó en base a sus descubrimientos. Entre las demás actividades, se cuentan las citadas jornadas consagradas a la novela negra de la mano de autores españoles, argentinos y mexicanos, así como la novela histórica, el cine negro-policíaco y hasta una conferencia del abogado y aficionado teatral Victoriano Vera sobre el teatro en Peñarroya-Pueblonuevo, ciudad que en sus años de esplendor fue paso obligado de las mejores compañías nacionales. Silencio, se aprende.

Cultura pura ( Diario Córdoba - 03/03/2015 )

Hipótesis

Hay instituciones, organismos y otras entidades sinónimo de lucro --antes se decía "sin ánimo de lucro", pero visto lo visto ha habido que actualizarlo-- que basan su existencia en la pura hipótesis. Unos (los que se mueven a golpe de encuestas) hacen, organizan o gobiernan de determinada forma por si con ello ganan votos. Otros queman papeles --y achicharran de tanto uso la máquina destructora de papeles-- por si pierden elecciones. Algunos se pegan a éste o a aquél por si les cae algún cargo. Y, los más, hacen o deshacen lo que les compete por si está bien o mal visto, que en un país donde los hidalgos se ponían miguitas en la barba para hacer creer que habían comido, es el summum del qué dirán. Pero el remate del tomate, la cumbre de la hipótesis hecha carne, el colmo de la ofrenda pagana a lo probable, el ránking de la acción en base a lo posible, lo encabeza, sin duda, la Generalidad catalana y su entramado de independentistas asimétricos. No solo abre decenas de embajadas con nuestro dinero por si alguna vez se independiza Cataluña, sino que ahora también planea la expropiación de bienes que son del Estado por si algún día les cae encima la lotería romántica, dieciochesca y decimonónica del sueño de la independencia, un sueño que, como el de la razón --como decía Goya-- produce monstruos. Puestos a hipotetizar, el Estado podía hacer lo mismo. Es decir, el tratamiento a la inglesa ante la inminente independencia de sus antiguas colonias. En tal tesitura, Inglaterra dinamitaba edificios, infraestructuras, y se llevaba los restos útiles. Las hipótesis las carga el diablo.

Hipotesis ( Diario Córdoba - 17/02/2015 )