domingo, 7 de enero de 2018

Paciencia



—Todos los inviernos acaban algún día —dijo mirando el mar por la ventana del refugio.
La tarde de Navidad se hacía insoportable de viento helado y llovizna, las olas subían y bajaban a lo lejos como un carrusel.
—Tres meses aún, por lo menos tres meses.
—Qué os pasa, disfrutad el momento —dijo Paco el Realista, porque era de la Real Sociedad—. En tres meses estaremos fuera. Para cuando emerja medio descompuesto, ya no nos encuentran.

#cuentosdeNavidad

No hay comentarios: